Según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos, el movimiento alcanzó los 7,9 Richter y se situó a 10 kilómetros de profundidad en el mar y afectó las costas de Indonesia. No obstante, indicaron que las características del sismo no reúnen las condiciones para generar un tsunami.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora