Una mujer debió ser llevada a un hospital luego de que un pequeño tiburón la mordiera en su brazo mientras nadaba en las costas de Boca Ratón, Florida, en los Estados Unidos. Pero eso no fue todo: como el animal no soltó su brazo, la joven fue trasladada hasta el centro de salud con el escualo colgando de su extremidad herida.
El pez, de unos 60 centímetros de largo, murió poco después del ataque por la intervención de otro bañista. Pero tampoco soltó a la mujer, quien sentía un profundo dolor en su brazo. La víctima, una joven de 23 años, fue mordida cuando estaba disfrutando del mar en esa popular playa del sur de Estados Unidos.
ESCUALO1.jpg
La víctima salió del mar con tranquilidad para pedir ayuda. "Nunca he visto algo así, ni escuché algo parecido", señaló Clint Tracy, el jefe de los guardavidas y de rescate. Los tiburones nodriza pueden crecer hasta tres metros de largo y son comunes en la zona, pero suelen ser criaturas pacíficas. Un testigo afirmó que unas personas estuvieron hostigando al animal y por eso su reacción de defenderse mordiendo.
La joven vestida en un bikini turquesa, salió tranquila del mar y fue al puesto de los guardavidas para solicitar ayuda, ante la sorpresa de los presentes que veían cómo el pequeño tiburón permanecía adherido a su brazo derecho. La mujer -cuyo nombre no trascendió- fue llevada al Boca Raton Regional Hospital y su condición permanece estable sin complicaciones.
ESCUALO2.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 6 meses

Supongo que el tiburón murió al poco tiempo de ser sacado del agua, pero quedó con las mandíbulas apretadas.


Se está leyendo ahora