Serpientes del NOA, ¿venenosas o no venenosas?; el viaje de una almeja asiática y su estadía en el ecosistema acuático salteño; energías eléctricas renovables; la vida invisible en el agua o los peces y las ranas salteñas. Son algunos de los variados temas que se abordaron en el museo de Ciencias Naturales de la ciudad, dependiente de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), en la Semana de la Ciencia en Salta, que terminó el viernes. Un recorrido para hablar del arbolado de la ciudad también fue parte de la experiencia.
La decana de la facultad de Ciencias Naturales de la UNSa, Alicia Kirschbaum, le dijo a El Tribuno que el objetivo de las actividades organizadas fue "mostrar las propuestas de los institutos y de la universidad, los lugares donde los científicos que integramos el sistema de ciencia y técnica del país desarrollamos nuestras tareas y contarle a la comunidad qué es lo que hacemos. El objetivo es despertar en los jóvenes y niños vocaciones científicas".

La ciencia y los árboles

El "Lapacho Tour" es una de las propuestas que el equipo docente y científico de la Facultad de Ciencias Naturales lanzó a principios de mes. Se trata de videos en los que, de la mano de la docente Mirta Quiroga, se recorre la ciudad para hablar de esta especie nativa particular, que caracteriza a la ciudad, durante este mes. Las filmaciones se comparten en Facebook.
Además, en la Semana de la Ciencia se recorrieron algunos de los cuadrantes del parque San Martín, donde se ubica el museo de Ciencias Naturales, para enseñar sobre las especies nativas y exóticas a los vecinos.
El Tribuno se sumó a la expedición para conocer los árboles del parque. Entre las especies nativas que se observaron en el recorrido se destacan chañar, tipas, lapachos, algarrobos y palos borrachos.
Varios ejemplares de chañar se distinguen alrededor de lago del parque San Martín. "Generalmente crece cerca del agua. Hay varios alrededor del lago. Es de la familia de las leguminosas", comentó la docente de Botánica Sistemática agrícola.
Caminando más cerca del lago, a la altura del puente que une dos sectores del parque, reposa un algarrobo sobre el espejo de agua. "Este ejemplar, casi acostado sobre el agua es otra especie nativa y forrajera importante. Sus frutos son comestibles y se pueden transformar en la harina de algarrobo o también en aloja".
A lado hay un álamo. Esta especie fue muy usada en Salta para "hacer cortinas rompevientos o arbolados". De madera blanda, también es una especie codiciada por sus aplicaciones. Siguiendo con el recorrido aparecen los cipreces y los eucaliptos. Son exóticos. El ciprés es una conífera, pero no es un pino como generalmente se piensa.
Los eucaliptos, que pueden llegar a medir 30 metros, tienen múltiples aplicaciones, por ejemplo, en la construcción.
"Su madera se usa para hacer encofrados y también para hacer pasta de papel. Se usó mucho en la ciudad para dar sombra y enriquecer el arbolado público", destacó la docente.
Las tipas toman protagonismo en el recorrido. Distinguidas por sus ramas particulares y su altura. Hay muchas en el parque. "Si no hubiera ciudad habría tipas una al lado de la otra. Es una especie nativa y típica de las yungas", dijo la especialista.
El recorrido termina con los lapachos, que se ubican en los alrededores de la terminal de ómnibus. Para finalizar el recorrido por el parque San Martín, como en los videos de Lapacho Tour, Mirta se abocó a explicar las diferencias entre los lapachos nativos y los del NEA.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora