Su sonido se puede escuchar desde la calle. Los que estaban cerca de los tambores en el momento de la práctica no podía evitar sentir la vibración en el estómago. El resonar de los palillos en los tambores en sincronía, con sus intérpretes unificados en la postura, era una demostración de la cultura japonesa en Salta.

Son salteños, hijos y nietos de los primeros japoneses que se instalaron en norte del país. Sin embargo, sus familias supieron entrelazar culturas, conectar y convivir sin olvidar sus orígenes. En Salta, la comunidad japonesa cuenta con una asociación, a cargo de Moisés Onaga.
Además de llevar adelante las actividades sociales y culturales de la Asociación Japonesa Salta, Moisés Onaga es profesor de taiko.
"Nuestro objetivo desde la Asociación es difundir la cultura de nuestros antepasados", le confesó Moisés a El Tribuno, mientras se preparaba para hacer un demostración del arte que practica. El profesor dirige e integra el grupo Kisuna que significa lazos. Todos ellos se visten de negro con el sol naciente en el pecho y la faja salteña.

El taiko es la práctica de percusión japonesa. En las clases que se dictan en la Asociación Japonesa Salta se utiliza un instrumento denominado okedo. “Es muy diferente al bombo. Además, dentro del taiko existen varios instrumentos. En el caso del grupo que se formó en la Asociación se utiliza el okedo”, señaló Moisés Onaga a El Tribuno.
Lo más destacable de esta prácticas es que si bien todos los instrumentos son iguales, se distinguen en el trabajo grupal en el que se busca que todo suene en armonía. Ese es el objetivo de esta práctica.
El okedo o tambor se hace sonar a través de los bachío, que son los palillos, los que pueden ser de distinto tamaño y peso. “En la práctica que hacemos acá usamos un par hecho de pino blanco. El cambio del bachío depende del tamaño del okedo”, dijo el profesor.
El origen del taiko es chino. Como otras prácticas que en la actualidad forman parte de la cultura japonesa, tuvieron su origen en China. “Inclusive las letras, los ideogramas que también salieron de China, Japón los tomó y luego los perfeccionó. Sabemos que los japoneses se destacan por perfeccionar todo aquello que toman y lo forman parte de su cultura”, rescató el titular de la Asociación Japonesa Salta.
El taiko también tiene origen militar. Junto al uso guerrero de los tambores taiko en el Japón antiguo, estos instrumentos también establecieron una fuerte fundación en el estilo de música de corte conocida como Gagaku, el cual es uno de los más viejos estilos musicales de corte que todavía se toca en el mundo.
El taiko actual fue establecido en 1951 por Daihachi Oguchi, quien es acreditado por formar el primer ensamble de taiko moderno, referido como kumi-daiko, y de empezar la popularidad moderna de los conciertos de taiko.
Daihachi Oguchi fue primero conocido por sus interpretaciones de batería en el jazz. Para su idea de reunir un conjunto de tambores japoneses, se inspiró en la batería de jazz, juntando tambores de varios tamaños, formas y tonalidades
En la actualidad, el taiko no falta en los eventos culturales japoneses como los festivales de verano, el tanakat en julio, la fiesta de la cultura en noviembre.
“Los tambores con los que se trabaja en la Asociación fueron construidos por los miembros del grupo. La mayoría de los instrumentos son construidos en forma artesanal en Japón y pueden importarse”, explicó Onaga.
Los que fueron construidos en la Asociación Japonesa tienen una soga de 10 mm de grosor y una cubierta de cuero y costura en forma prolija. Moisés Onaga destacó que entre las exigencias de las prácticas está la de no tener problemas de articulaciones y un gran deseo de aprender. “Este trabajo es grupal, por lo que la ausencia de alguno de los miembros de grupo perjudica la práctica”, aseguró.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gustavo L.
Gustavo L. · Hace 2 meses

Cuanto humo. Por favor, el que conoce bien a Moisés Onaga sabe que el tipo no puede organizar ni dirigir obasolutamente nada, cuanto podria crecer la Asociacion Japonesa si este tipo no estuviera al frente, Onaga es una vergüenza


Se está leyendo ahora