No es una abuelita cualquiera. La Justicia la buscaba desde mayo porque está acusada de estafar a vecinos con la venta de terrenos que tienen dueño. Y no es la primera vez que lo hace. El martes a la noche, en una estación de servicio del barrio Portezuelo, Clara Inés Romero, de 71 años, fue arrestada por haber vendido ilegalmente terrenos que, en realidad, le pertenecen al Autódromo Martín Miguel de Gemes y a la Provincia.
En mayo había llevado a un puñado de vecinos al terreno del Auto Club Autódromo Martín Miguel de Gemes, en la zona este de la capital, haciéndoles creer que eran sus terrenos y que si los compraban podían iniciar de inmediato la construcción de sus sueños: la casa propia.
El encargado del autódromo notó la llegada de una retroexcavadora y de personas que acopiaban materiales de construcción. Entonces se les acercó, les advirtió que se trataba de un engaño y llamó a la Policía. Romero intentó intimidarlo pero no lo logró. Cuando la Policía apareció, Romero se desentendió de todo y se fue. Los vecinos fueron desalojados y, en medio de la desilusión, ellos la denunciaron. Con los días, otros damnificados se sumaron hasta llegar a 27. Eran personas que habían "comprado" a Romero terrenos en el barrio Las Colinas que tampoco eran de ella. A sus víctimas les cobró entre 5 y 20 mil pesos, algunos le pagaron en dólares y otros le entregaron otros bienes como autos. Ahora deberá responder por estafa ante la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...