Las amenazas telefónicas recibidas por un excandidato a intendente en Pichanal no tienen muchas lecturas en un escenario que está lejos aún de las elecciones para renovar al jefe comunal, pero que sin dudas genera nerviosismo en el espectro político de aquella localidad del norte salteño.
Sebastián Domínguez, el destinatario de esas amenazas, es un médico cirujano que se desempeña en hospitales de Salta capital y que disputó voto a voto los comicios en 2015 donde finalmente se impuso Julio Jalit con una ajustada diferencia en las urnas.
El mensaje, insistente y con una voz temblorosa pero determinada, advertía al médico que conocía todos sus movimientos y los de su familia. "Dejate de joder con eso de querer ser intendente. Pichanal ya tiene uno y si seguís jodiendo vas a ser boleta vos y tus hijos" le repitieron en más de una oportunidad, mientras el médico procuraba mantener la charla con el fin de conseguir alguna prueba de la intimidante amenaza. En las próximas horas Domínguez denunciará el caso ante la fiscalía.
El caso no resulta para nada aislado si se tiene en cuenta el resultado de las últimas elecciones y la proximidad de los comicios del año que viene donde se deberán renovar, como en toda la provincia, la totalidad de los concejos deliberantes. La mayoría en el circuito legislativo siempre da un plus de tranquilidad a los intendentes que pretenden gobernar sin sobresaltos y con poca gestión.
Tampoco resulta casual que las amenazas se focalicen en un excandidato que, pese al resultado de los comicios, no ha resignado su participación ciudadana en la tarea de intentar, al menos, mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Así lo demuestra su trabajo como profesional médico y como dirigente activo en aquella comunidad.
Domínguez no quiere señalar a nadie como responsable, pero pedirá protección a la Justicia ante lo inequívoco de las amenazas. "Pichanal ya tiene un intendente así que dejate de joder, me repitieron. Al que le quepa el sayo que se lo ponga. La verdad es que el pueblo está en un total abandono y las autoridades no hacen nada" aseguró el médico.
Pichanal fue centro de las miradas a nivel nacional a principios del año pasado cuando salieron a las luz dramáticos casos de desnutrición y muertes infantiles por esta causa. El desempleo, la pobreza, la falta de infraestructura urbana, conformaban -y aún conforman- un panorama poco alentador para lograr una solución de fondo a la gravedad social.
Es que la pobreza en el pueblo de unos 40 mil habitantes, duele en los ojos. Desde aquel basural a cielo abierto que se extiende a lo largo de la ruta 5, donde la gente y las alimañas se disputan el sustento, hasta el cementerio desbordado y los piletones cloacales que delimitan el territorio de asentamientos urbanos cada vez más poblados. La farsa del parque industrial; la falta de agua; el estado de las calles. Todo se combina con la inoperancia y la ausencia de las autoridades.
El desalojo de las comunidades originarias en los alrededores es otra tema complejo, con la sospecha siempre presente de un plan sistemático para obligar a los wichis a abandonar sus lugares y migrar hacia Pichanal, con la promesa de trabajo y vivienda, aunque finalmente son ubicados en los terrenos delimitados por las cloacas, el basural y el cementerio. Muchas de las familias aborígenes ni siquiera consiguen un lugar en medio de esa contaminación y buscan otros sitios para vivir con la desesperada herramienta de la ocupación ilegal de fincas y propiedades de criollos. Una confrontación social de insospechadas consecuencias que demuestra que la pobreza es un buen negocio para algunos.
Ya en el pueblo, los vecinos comentan que los reclamos en la comuna se canalizan a través de dos tesoreros, expertos en manejar las cuentas y manosear a la gente. "Cuando algún vecino se pone firme y exige ver al intendente, Vaca y Mendivil, le muestran una foto de Jalit. Es una burla y un agravio inaceptable. No merecemos ser tratados de esta manera" señalan desde el temor y el anonimato los habitantes del pueblo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nely Soto
Nely Soto · Hace 24 días

Que burros estos tipos que se jactan de las personas pero en el 2017 vienen las elecciones asi que tienen que ponerle un concejo deliberante opositor y que los tengan más controlados las URNAS MANDAN cuando estos engreídos se pasan de vivos con su pueblo.-

Se está leyendo ahora