La popularidad de WhatsApp como servicio de mensajería o de Tinder para conseguir una cita abrió el juego para el lanzamiento de nuevas aplicaciones basadas en esas estructuras, familiares para el usuario, pero con otros fines, tales como la búsqueda de empleo o la calificación de servicios a través de encuestas interactivas.
El "hackeo" de las aplicaciones, en el sentido de romper y reconstruir caminos para nuevos fines, también llegó al campo laboral. Es así como Nubelo lanzó una aplicación con la que los usuarios pueden aceptar o descartar con un click -al estilo Tinder- invitaciones a entrevistas de trabajo.
"Se trata de una app basada en el "perfect match'' (pareja perfecta) entre un candidato, enfocado en el mundo digital, y una empresa", resumió Nicolás Araujo, uno de los fundadores.
"Tenemos un algoritmo que detecta cuando se publica una oferta, y entonces busca dentro del millón de usuarios que ya tenemos registrados cuáles son los que tienen mayor afinidad, por ejemplo los que valoran el home office, el sueldo, etc.", describió.
La aplicación le manda sugerencias al profesional sobre las ofertas de empleo, quien las puede aceptar con el ícono del tilde verde o rechazar con la cruz roja. "Es como un "me gusta'' o "no me gusta''", señaló Araujo sobre la app que desde su lanzamiento en enero ya acumula 80.000 descargas, tanto en Android como iOS.
Los candidatos solo recibirán ofertas que realmente encajen con sus preferencias gracias a la información disponible en sus perfiles dentro de la app, en la que se publican cerca de 2.000 ofertas de trabajo por mes, y tiene presencia en América Latina y España.
La cuestión no solo atraviesa el lanzamiento de aplicaciones sino que también mejora funcionalidades dentro de las mismas apps o plataformas web. Por ejemplo, Taringa cuenta con un programa llamado Creadores, a través del cual retribuye con "bitcoins" a los creadores de contenido de calidad en el sitio, compartiendo un porcentaje de las ganancias de la publicidad.

En este sentido, la plataforma trascendió su fin de entretenimiento o difusión de las publicaciones, y agregó un ingreso económico para sus usuarios.
"Muchas personas que están sin trabajo o que necesitan un ingreso adicional, e incluso estudiantes de periodismo que no logran insertarse en medios más tradicionales, pueden encontrar una fuente para monetizar eso que saben hacer", contaron desde Taringa.
Las publicaciones -que pueden ser desde recetas de comidas, tutoriales o hasta coberturas de hechos- se realizan registrándose como usuario en la plataforma.
"Si aplican en el programa de Creadores y disponen de contenido valioso, que genera lectores en el sitio, empiezan a recibir bits", resaltaron, y agregaron que ya participan 23.000 personas y se repartieron más de 100.000 dólares en bitcoins (algo así como 320 bitcoins).
"Siempre tuve en mente recompensar económicamente los aportes de los usuarios, ya que somos una plataforma donde todo el contenido es creado por la comunidad: lo veíamos como algo justo y necesario", destacó Matías Botbol, director de Taringa.
"Cuando pusimos en marcha Creadores hace un año, nos sorprendimos con todas las historias que los usuarios nos empezaron a contar, y que para muchos de ellos empezó a significar no solo una fuente de entretenimiento sino un ingreso económico extra a su empleo formal", recalcó Botbol.
De esta manera, internet, a través de las aplicaciones y las redes sociales, también sale al ruedo para ayudarnos a conseguir empleo o, al menos, unos pesos extras.
tecnologia2.jpg
Nicolás Araujo FUNDADOR DE NUBELO "Se trata de una app basada en el "perfect match" (pareja perfecta) entre un candidato y una empresa".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia