Recorrer Tecnópolis Federal en Salta puede representar un circuito de aproximadamente dos horas. Depende del tiempo y el interés que se le dedique a cada una de las estaciones ubicadas en el interior del Centro de Convenciones (18) como en el exterior (6). Entre ellas los escenarios alternativo y principal en los que se presenta la mayoría de los espectáculos culturales y musicales.
Las diez réplicas de dinosaurios en tamaño real se convierten en el primer lugar de visita. Gigantosaurus, triceratops y quetzalcoatlus son algunas de las estructuras animadas más requeridas a la hora de las fotografías. Todas contenidas en el espacio de Paleontología (una de las muestras que comparte exhibiciones afuera y adentro de las instalaciones) y paso obligado de muchos niños.
Una vez que culmina la zona paleontológica, un pequeño espacio sirve para exponer la copia de La Doncella, una de las tres momias del Museo de Alta Montaña. Además de explicaciones técnicas e históricas alusivas.
Si de ciencia se trata, una de las estaciones más entretenidas es la que refleja un recorrido interno por el cuerpo humano. En él, los sistemas reproductivo y digestivo concentran una gran cantidad de consultas. En cajas de vidrio y mediante un proceso de adaptación química, se encuentran los distintos órganos cuyo funcionamiento es explicado por guías voluntarios, muchos de ellos estudiantes de carreras vinculadas a la medicina.
Las experiencias sensoriales son las grandes invitadas en el salón Los Ceibos con una aventura en el que el movimiento es parte del entretenimiento. Tres pantallas gigantes reproducen el vuelo de un ave con: Hoy podes volar.
Las opciones de Tecnópolis presentan más lugares por visitar como es el caso de Leonardo Da Vinci. Las creaciones e inventos más conocidos de uno de los genios más importantes del mundo ocupan un amplio sector del salón Los Cardones. Desde una túnica de cuero hermética para buscar bajo el agua hasta una réplica de La Mona Lisa conforman la exhibición. Ideas que no pudieron concretarse en el siglo XVI por no existir tecnología y que pudieron materializarse en la actualidad por artesanos italianos que supieron interpretar los cuadernos de diseño del científico.
En el mismo salón, los espacios de física y matemática despliegan su esplendor con las más inusuales reproducciones: bicicletas con ruedas cuadradas y el giroscopio humano. El sector virtual es sin dudas (junto a Paleontología) una de las estrellas de la feria.
Con la bicicleta y el rafting como principales atractivos, las filas están a la orden antes de acceder a uno de estos espacios. Volcán, playa o túnel integran las opciones para el paseo virtual.
Al final, la travesía extrema sobre el agua culmina el recorrido en el que la curiosidad llevó a los visitantes a disfrutar cada una de las ofertas que de manera gratuita estarán disponibles en Salta hasta el próximo 20 de junio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora