Un feroz atraco sufrió un comerciante radicado en el km 6, al norte de la ciudad de Tartagal, cuando una banda de jóvenes pertenecientes a la etnia wichi entró a su negocio con intenciones de saquearlo.
El comerciante Enrique Frías, quien además es empleado de una reconocida empresa privada que opera en el norte de la provincia, escuchó en la madrugada de ayer ruidos en la puerta de su negocio de comestibles.
Inmediatamente fue hasta el salón de ventas y se encontró, según relató su mujer, Elizabeth Toledo, con unas diez personas jóvenes, al parecer pertenecientes a conocidas familias de la etnia wichi, que habita esa comunidad de pueblos originarios.
Los muchachos, que se hallaban fuera de sí, aparentemente por el consumo de drogas y alcohol, levantaron la balanza electrónica y otros bienes, además de algunas bebidas y no se sabe si algún dinero.
Frías ante el despojo descarado se armó de valor y pretendió detener a la horda de delincuentes, recibiendo una lluvia de piedras sobre su rostro y cuerpo, acto seguido, los forajidos lo rodearon y comenzaron a asestarle estoques por diversas partes del cuerpo hasta sumar 26.
El comerciante cayó bajo los pies de los delincuentes quienes amenazaron a la esposa del mismo -que se había refugiado en su dormitorio-, para que no saliera porque correría la misma suerte que su marido.
Frías fue asistido por médicos que llegaron junto con la policía y en la mañana de ayer fue intervenido quirúrgicamente por dos heridas que interesaron sus pulmones.
Su estado de salud es gravísimo.
Los integrantes de la banda continúan prófugos de la Justicia, que no informó sobre la aprehensión de los mismos.

La droga, presente
Fuentes de la localidad norteña graficaron ayer que la banda que cometió el brutal saqueo es conocida en la zona y en los asentamientos de criollos y aborígenes por su ferocidad a la hora de conseguir dinero para sus vicios: droga, alcohol y tabaco, en ese orden. "No es la única banda, hay varias, incluso algunas de ellas ya consiguieron armas de fuego", dijo un vecino de un barrio periférico de Tartagal, cercano al lugar de los hechos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 3 meses

A ésta Mal Parida Mierda de Originarios hay que terminarla!!!, quiénes se creen?, pues vamos a tomar el toro por las Astas, vamos a hacer Mierda a todos estos Indios de Mierda, los DDHH que vengan después a reclamar lo que se hizo, también vamos a actuar contra ellos, NO PUEDE SERRRR!!!!!!!, a ésta llamada Gente TIENE QUE DESAPARECER DE LA TIERRA, no sirven para NAADAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 3 meses

Hay que terminar con estos Indios de Mierda!, quieren hacer lo que quieren y, no lo vamos a permitir!, tenemos que terminar con estos escollos de mierda que quieren Todo a modo de violencia, nó lo VAN A CONSEGUIR, los vamos a cagar, como sea, con Justicia o sin Ella, no puede SEERR!!!!!!!!, qué se creen?, INDIOS DE MIERDA!!!!!!


Se está leyendo ahora