Para el 12 y 13 de abril está prevista la presencia en esta ciudad de una comitiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que entre otras actividades, visitará junto a autoridades provinciales el Hospital Público Materno Infantil (HPMI) para interiorizarse en terreno acerca de los servicios que se brindan en el marco de la Ley 25.929 de Parto y Nacimiento Humanizado.
Para coordinar la visita y diagramar el recorrido de la comitiva, estuvieron en el HPMI, Fernando Zingman y Julia Anciola, del área de Salud de UNICEF Argentina con sede en Buenos Aires. Fueron recibidos por la subsecretaria de Medicina Social, Marisa Álvarez y el gerente general del Hospital, Carlos Exequiel Moreno, con quienes recorrieron el circuito de la embarazada que ingresa para dar a luz, visitando consultorios, centro obstétrico, unidades de trabajo de parto respetado (UTPR), área de neonatología, sala de internación conjunta, identificación del recién nacido, residencia para madres, etc.
El concepto de parto humanizado centrado en la familia implica el cumplimiento de los derechos de padres e hijos durante el proceso de alumbramiento, contenidos en la ley nacional 25.929.
Entre otros puntos, la norma establece que en relación con el embarazo, trabajo de parto, parto y posparto, toda mujer tiene derecho a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas para que pueda optar libremente cuando existan diferentes alternativas; recibir trato personalizado que le garantice intimidad en el proceso asistencial y se consideren sus pautas culturales; al parto natural, respetando los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y medicación injustificada; recibir información sobre la evolución del parto, el estado de su hijo y en general de las diferentes actuaciones de los profesionales.
También está establecido que la mujer tiene derecho a estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y posparto; tener a su lado a su hijo siempre que éste no requiera cuidados especiales; ser informada sobre los beneficios de la lactancia materna, los cuidados de sí misma y del niño, los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre ambos.
Toda persona recién nacida tiene, entre otros, el derecho a su inequívoca identificación, a la internación conjunta con su madre en sala, y a que la misma sea lo más breve posible, teniendo en consideración el estado de salud de ambos.
Los padres del recién nacido en situación de riesgo tienen derecho a recibir información comprensible, suficiente y continuada sobre la salud del hijo, incluyendo diagnóstico, pronóstico y tratamiento, tener acceso continuado a su hijo mientras la situación clínica lo permita, participar en su atención y en la toma de decisiones relacionadas con su asistencia, etc.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora