Como muchas de las comunidades originarias que viven en el pueblo de Santa Victoria Este, departamento Rivadavia, en Evenezer viven "colgados" de la luz para poder alumbrar sus viviendas y hacer uso de algunos electrodomésticos, que facilitan la vida cotidiana en ese rincón del Chaco salteño. Sin embargo, las 16 familias que representa Daniel Martínez buscan sin éxito, desde 2012, normalizar su situación frente a la empresa que brinda el servicio.
"Estamos dentro del pueblo y tenemos que colgarnos de la energía. En muchas zonas alejadas consiguen fácilmente que se los conecte a la red, pero parece que quieren que nosotros sigamos sin pagar. Nosotros queremos pagar por un buen servicio, pero presento notas en Edesa desde 2012 y no hay forma de que vengan a realizar la instalación. Además entendemos que de esa forma también colaboramos con los impuestos y eso es muy bueno, pero lamentablemente no se atienden nuestros reclamos", le dijo a El Tribuno Daniel Martínez, categoría 74, padre de ocho hijos.
Martínez se hace visera para cubrirse del sol mientras señala las precarias instalaciones. Hacen cerca de 50 grados, pasado el mediodía del viernes. Una camioneta pasa por el camino a San Luis, en dirección a la costa, y el polvo queda en suspenso como una nube espesa e impenetrable.
"Sabemos que en esta época mucha gente tiene grandes necesidades por la falta de agua. Pero no es posible que uno tenga que estar sufriendo y cortando rutas para que lo atiendan. Nosotros somos tranquilos y nuestra necesidad no es tan urgente, pero queremos pagar para tener un buen servicio hace años, porque podemos usar un solo foco y no se puede enchufar ni un lavarropas", comentó Daniel.
Su hermano, Armando Martínez, agregó que el año pasado se terminó una obra para llevar cloacas a las casas del pueblo.
"Aguas del Norte no nos dejó instalar nuestra toma a la red de cañerías porque dicen que la empresa que hizo la obra no pudo hacer bien el trabajo y por eso seguimos sin cloacas. Por el tema de la luz pensamos que es mejor pagar, porque es peligroso y puede suceder una desgracia, pero la empresa no viene hacer la instalación a pesar de nuestras notas", reclamó Armando Martínez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia