Promedia la primavera y el calor ya muestra características de infierno en la comunidad wichi El Carpintero, ubicada en la ruta 81, a 18 kilómetros de Dragones (el centro poblado más cercano), perteneciente al municipio de Embarcación. Ahí viven unas 30 familias en un mundo de necesidades insatisfechas, empezando por el agua potable que extraen todavía de una canilla pública. La vivienda, el trabajo, la atención sanitaria, el alimento y la vestimenta, también escasean por estas partes de Salta, donde el silencio y la resignación histórica de los wichi va tomando nuevas formas de impaciencia, de legítimo reclamo, de urgencia de respuestas.
Desde esta página del diario, el cacique Hugo Héctor José, de la comunidad wichi El Carpintero, quiere tocar la puerta del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Reclama que les entreguen las llaves de las 15 casas que construyó allí la Cooperativa de Trabajo Guaraní Limitada, con sede en Tartagal, a través del citado ministerio, y que por cuestiones burocráticas y algunos detalles inconclusos del mobiliario, están listas pero cerradas desde junio pasado. Ellos duermen en condiciones paupérrimas debajo del alero de sus viviendas, a las que todavía no pueden ingresar. Algunos siguen ocupando las improvisadas chozas de palo y plástico sobre tierra seca, que supieron albergarlos por décadas.
"Hace un año atrás comenzó la construcción de las 15 viviendas en el paraje El Carpintero. Las casas no se terminaban porque la Cooperativa Guaraní de Tartagal nos dijo que no había plata porque se la había gastado la gestión kirchnerista de Desarrollo Social de la Nación y ellos querían hablar con el presidente Macri para poderlas terminar. Así fue que en junio de este año se terminó de hacer toda la parte edilicia completa, pero vino gente de la Nación a supervisar y como faltaban los muebles, la cocina, la heladera, las camas y colchones, y hasta el televisor que figuraba en el contrato, decidieron dejarlas cerradas y no las entregaron", detalló José.
El cacique acotó: "Nos preocupa mucho que ya es fin de año y si no nos dan la casa ahora, tendremos que esperar al año que viene y estamos viviendo en muy malas condiciones. Nosotros ya teníamos una casita muy precaria, una tapera, al lado de la vivienda que construyeron, pero muchos la voltearon pensando que iban a vivir en su casa nueva y ahora, al no poder entrar, viven a la intemperie, bajo el alero de la vivienda".
Sobre las respuestas del Ministerio nacional ante la falta de entrega de las llaves, dijo: "La persona de Desarrollo Social que vino de Buenos Aires nos comentó que Macri no dará el amoblamiento ni más fondos para completar el proyecto porque dice que las comunidades no producen nada. Yo lo invito al Presidente a visitarnos, a ver cómo vivimos y que nos diga qué cosa podemos producir y con qué. En esta comunidad wichi, como en casi todas, las 30 familias a veces no tienen para comer una tortilla frita siquiera, no tenemos agua potable, no tenemos servicios de ninguna clase".
En este norte que arde en calor y necesidades, las distancias son solitarias y eternas. El único medio de transporte con el que cuenta la comunidad del paraje El Carpintero son los colectivos de La Nueva Alianza que recorre la ruta Orán - Ingeniero Juárez. "Pasa por acá todos los días pero muchas veces no para y sufrimos ese problema, sobre todo cuando hay una urgencia de salud, porque para que te revise el médico tenemos que ir a Dragones donde dan 10 turnos nomás y atienden solo emergencias. Para sacar el turno tenemos que estar a las 3 de la mañana".

Imperativo y desesperado

La charla con El Tribuno fue larga, casi confesional, un repaso de la historia triste y archiconocida de comprovincianos que viven Chaco adentro, no se ven y por lo mismo es fácil hacer de cuenta que no existen. Hugo Héctor José alzó su voz desde El Carpintero, a unos 400 kilómetros de la capital salteña, para intentar cobrar las deudas que la Nación tiene con su comunidad: "Solicitamos al presidente Macri que nos entregue las viviendas antes de fin de año para no seguir viviendo a la intemperie".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


sergio lopez
sergio lopez · Hace 11 días

Mientras los del( ministerio de desarrollo social de la nación), viven tranquilos es casas con techos, agua , comodidades, a los dueños originarios de estas tierras, los castigamos dejando morir en la miseria. Creo que este ministerio y su personal no beben seguir existiendo, solo crean problemas y gastos en la sociedad, ya que son incapaces de resolver situaciones limite.

damian palomino
damian palomino · Hace 11 días

Lamentablemente les arrebataron sus tierras, su selva, su rio. Perdieron su universo, su cosmos, su riqueza mas preciada, su naturaleza, de manos del "progresismo colono evangelizador" (queeé hdp....) y pa consolarlos quieren que se muestren agradecidos con un "relojito". Quieren que rezen para que aprendan a resignarse!. Total en "la otra vida" obtendran la felicidad perdida! (queee hdp ....)


Se está leyendo ahora