Oscura, estrecha y empinada es la escalera que conduce a la Oficina de Gestión Previsional del Ministerio de Educación, de Caseros al 300, entre Pueyrredón y Dean Funes.
Una lectora, en comunicación con El Tribuno vía whatsapp, contó: "Nadie puede subir esa escalera y no hay ascensor. Lo que hacen todos es llamar a la encargada de atención al público, para que baje y atienda a los que no pueden subir".
Son más de veinte los escalones que se suceden en una inclinación carcana a los 45º, los que tienen que trepar las personas de edad avanzada para realizar sus trámites.
"Lo peor es que indefectiblemente tenemos que ir allí para presentar los papeles para la jubilación y pedir certificados para llevar a la Anses", se quejó la mujer de apellido Zenteno.
En dicho edificio funciona, además, el Archivo de la Junta de Clasificación, Gestión Previsional y Legajo Unico del Alumno (LUA).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...