En Salta ya es una costumbre que autos, camionetas oficiales, y hasta la Policía se estacionen en las esquinas invadiendo la senda peatonal o obstruyendo la rampla para personas con discapacidades. Este tipo de mal ejemplos hay muchísimos todos los días en nuestra ciudad, lamentablemente. Entonces hay que crear conciencia en aquellos que no les interesa el prójimo.
Un lector de El Tribuno, a través de el WhatsApp envió una foto donde una mujer que conducía un Peugeot 408 se paró en una zona prohibida, se bajó de su automóvil, compró un helado, volvió a su coche y, en forma muy tranquila ubicada en el asiento del conductor, degustó su cucurucho. "Este mal ejemplo lo vemos a diario en toda Salta. Es común observar a esta gente que nada le interesa la otra persona. Cuando ví que estaba dentro del auto esta señora, me acerqué hacia la ventanilla del conductor y le dije que estaba obstruyendo el paso de la zona peatonal y la rampla. Ella me miró y no emitió una palabra, como enojada por lo que le había advertido. Me quedé un rato más en la esquina. Y la señora ni se inmutó. Siguió en el lugar, no movió su auto, entonces le saqué una foto para que se vea reflejada y tome conciencia de que está cometiendo una infracción, pero además, impidiendo la circulación normal de un peatón o de una persona con discapacidad", le dijo a El Tribuno indignada el lector.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...