Eran las 11 de la noche. Estaba a punto de terminar un martes tranquilo. Sin embargo, pudo desecandenarse una verdadera tragedia.
A esa hora, el techo de una vivienda antigua, ubicada en calle Esteco 520, empezó a desmoronarse.
Patricia Clemente, de 50 años, relató ayer, frente a una montaña de escombros, lo que vivió: "Fue una desgracia con suerte", suspiró.
Tejas francesas y tirantes de madera desparramados, un modular que quedó bajo restos de adobe. El techo del comedor de los Clemente se vino luego totalmente abajo en las primeras horas de ayer.
Patricia contó a El Tribuno que al notar lo que sucedía en el living-comedor de su casa, llamó al Sistema de Emergencias 911. Agradeció a Dios que a esa hora su mamá, de 79 años, su hermano de 52 y su hija de 15 no estaban en ese lugar. Se salvaron. Ellos ya estaban en sus dormitorios.
Los efectos
"Apenas me comuniqué, primero llegaron los bomberos. Nos pidieron que no nos acerquemos al comedor", relató. Patricia no recuerda cuántos años tiene esa propiedad construida básicamente con adobe. Estima que lleva erigida más de 130 años, aunque en el último tiempo se hicieron algunas refacciones.
"El techo se venció por la humedad que había. Llovió mucho y el adobe lo absorbió". Con esas afirmaciones Patricia trató de buscar alguna explicación. Mientras hablaba con este medio, señalaba el montículo del material desprendido: "Debajo de todo eso quedó un modular altísimo, de más de dos metros".
Tránsito cortado
Ayer, la calle Esteco, frente al canal homónimo, fue bloqueada al tránsito vehicular. Cuando El Tribuno visitó la casa, la mujer esperaba una camioneta para trasladar las pertenencias de su familia. La vivienda, por cuestiones de seguridad, será demolida.
"Ahora le pedí ayuda a la Cooperadora Asistencial para construir una pieza en el fondo, aunque sea de bloques y chapas", expresó Patricia. Recordó además que en la última inundación, el canal de la Esteco desbordó. "Nunca habíamos vivido una situación similar", agregó. La mujer también apeló a la solidaridad de los salteños.
"Necesitamos volver a tener una casa después que derriben lo que quedó", expresó.
Ayer, en la galería colindante, a la zona afectada ya estaban apiladas cajas, ropas, sillas y otros elementos de la familia.
La ayuda
La vicepresidenta de Cooperadora Asistencial, Cristina Gómez, dijo que asistirá a la familia"en sus necesidades básicas inmediatas, con la entrega de camas, colchones y frazadas, kits de limpieza. Se comprometió a tener "un contacto permanente y fluido a los fines de los requerimientos que sean necesarios".
El subsecretario de Prevención y Emergencias de la Municipalidad, Nicolás Kripper, confirmó a El Tribuno que el derrumbe parcial del techo se inició la noche del martes.
"Fuimos al lugar junto a Bomberos Voluntarios y la Policía para constatar el hecho. A la mañana (por ayer) volvimos y se cayó la totalidad del living- comedor de la casa", indicó el funcionario.
Mientras personal municipal realizaba tareas de apuntalamiento para evitar mayores riesgos, Obras Particulares realizó la inspección técnica y notificó a la dueña para que abandonara la vivienda por posibles riesgo de colapso.
"Estuvimos trabajando para lograr la demolición de una parte, pero el frente de la casa también está bastante deteriorado por lo que el riesgo es alto", añadió Kripper.
Al mismo tiempo, explicó que para evitar que las vibraciones incrementen los factores de riesgos se decidió cortar el tránsito de forma total en Esteco entre San Luis y San Juan. También solicitó a los vehículos evitar circular por la zona.
Por otra parte, David Leal, director de Emergencia de la comuna, sostuvo que "aparentemente lo que influyó en la caída del techo fue la antigedad" y mencionó los posibles efectos de la humedad.

Cortaron servicios

Además de bloquear la circulación la calle Esteco, por cuestiones de seguridad, se cortó la luz y el gas.
Desde Prevención y Emergencias se precisó que al arribar al lugar se encontró rajaduras en las paredes y techos. Finalmente, cerca de las 2 de la mañana, el techo se vino abajo.
Antes se había evacuado a los habitantes de la vivienda. En las tareas también participó personal de bomberos.
Uno de los cuatro integrantes de la familia, el hermano de Patricia, padece una enfermedad. La mujer dejó los teléfonos 4243309 y 4222318 para ayudar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora