Un Ferrari F355 GTS se prendió fuego a la noche en Recoleta, cuando aceleraba por la Avenida del Libertador en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El conductor, que viajaba con el techo abierto de su auto Targa, frenó de inmediato frente al Museo de Bellas Artes.
El auto de Maranello se salvó gracias a la rápida intervención de los matafuegos de otros automovilistas.
El incidente fue registrado en video por los ocupantes de un vehículo que seguía el andar del auto italiano, cuando de pronto fueron sorprendidos por las llamas que salieron del motor central V8.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

La fábrica Ferrari, o por lo menos la concesionaria que lo vendió, deberán investigar muy a fondo por qué motivo se pudo prender fuego un vehículo de esa marca y ese precio. En definitiva, no todo lo que reluce, es oro. "El avión, qué cosa buena, cuando se anda con apuro; claro que el carro con mulas, también llega y es seguro" ("Casas más, casas menos").


Se está leyendo ahora