Se subastó en Nueva York la Ferrari 290 MM, de 1956, modelo que perteneciera al expiloto de F-1 Juan Manuel Fangio. La cifra lograda de 28 millones de dólares lo convierte en el auto por el que más se pagó en todo 2015.
Tras el retiro de Mercedes-Benz de la Fórmula 1, Fangio firmó en 1956 con Ferrari. Si bien fue un año de turbulencias entre el múltiple campeón y la casa de Maranello, ambos consiguieron el título de la máxima categoría del automovilismo (el cuarto de la cosecha del piloto de Balcarce) y la fábrica le construyó este auto con el que participó de la edición de la Mille Miglia de ese año, en la que terminó cuarto.
Embed
Esta Ferrari 290 MM, de la que sólo se fabricaron cuatro unidades, tiene un motor V12 de 3,5 litros, derivado de uno de 4,5 litros que usaban en la máxima categoría. Con la franja azul en la trompa, ostenta el récord de haber corrido varias carreras tradicionales durante nueve años sin haber participado de algún accidente. En 1957, los pilotos Eugenio Castellotti, Luigi Musso y Masten Gregory, por ejemplo, la condujeron para ganar los 1000 kilómetros de Buenos Aires.
Embed
Luego fue comprada por el coleccionista Pierre Bardinon y permaneció en su colección durante casi 34 años, antes de ser comprada por el propietario actual, un coleccionista europeo privado.
Si bien en la casa italiana imaginaban que la 290 MM iba a terminar siendo subastada por 32 millones de dólares, el monto que se terminó pagando deja a este vehículo en la cima de las subastas de este año y muy cerca al récord para un auto de colección. El modelo por el que más se pagó en una subasta es justamente otra Ferrari: una 250 GTO Berlinetta vendida en 2014 por 38,1 millones de dólares. Las expectativas no son pocas: "Es el Santo Grial para los coleccionistas del mundo entero", anuncia la casa de subastas.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora