Una foto tomada por un pasajero de la línea 68 de la empresa de colectivos Coniferal, de Córdoba, no tardó en viralizarse. Aunque es una imagen de un día cualquiera, que representa una escena cotidiana de uno de sus internos. En ella se puede ver al colectivero Marcelo Castrogiovani cargando a una mujer en silla de ruedas para que pueda subir y bajar del vehículo, que no tiene rampas para discapacitados.
La mujer se llama Micaela Belén y todos los días viaja en el 68 al trabajo. Pero debe llegar puntualmente a las paradas para asegurarse de arribar a su destino. "Tengo que agarrar al mismo chofer porque sino los otros no me dejan subir", contó a Cadena 3. La mujer se llama Micaela Belén y todos los días viaja en el 68 al trabajo. Pero debe llegar puntualmente a las paradas para asegurarse de arribar a su destino. "Tengo que agarrar al mismo chofer porque sino los otros no me dejan subir", contó a Cadena 3.
Castrogiovani se toma el trabajo de frenar su formación, descender, cargar a Micaela hasta su asiento y bajar para agarrar la silla de ruedas. Y al llegar a la parada de la mujer, repite la secuencia, pero a la inversa: baja la silla de ruedas, la prepara busca a Micaela, la alza, la desciende y la ayuda a sentarse. "Me toca hacerlo y lo hago con gusto. Me encanta manejar y ser chofer, y algunos entendemos que esto es un servicio público y tratamos de hacerlo lo mejor posible. Soy un privilegiado porque me pagan por hacer lo que me gusta", relató el chofer. "Lo hago de corazón y colaboro con la sociedad desde mi lugar", agregó a TV10 de Córdoba.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...