El fenómeno climático de "El Niño" sigue sin dar tregua a los habitantes del norte Argentino. Ayer el departamento Rosario de la Frontera soportó intensas lluvias, entre la noche del viernes y la mañana del sábado cayó más de 160 milímetros.
La tormenta generó complicaciones en la mayor parte de la Ciudad Termal, como anegamiento de calles, casas inundadas, colchones y ropa mojados, mobiliario y aparatos electrodomésticos averiados, pozos ciegos que rebalsaron, canales desbordados por el agua, caminos provinciales destruidos, como la ruta 21 que une El Naranjo con la ruta nacional 9/34.
En los barrios la acumulación de agua sobre las calles y el abundante barro hicieron que el tránsito vehicular sea complicado o en algunos casos totalmente imposible.
Esta situación se dio mayormente en el barrio Ramón Abdala, zona de El Bajo, Santa Clara, 60 Viviendas, 40 Viviendas, Arturo Menú, Villa Beba, Raúl Alfonsín, Los Inmigrantes, 20 de Julio, entre otros.
Accionar municipal
Los obreros municipales se encargaron de realizar las desobstrucciones de desages y sumideros colapsados de basura arrojada por los vecinos. También se retiraron ramas que interrumpieron el tránsito vehicular.
En cuanto al centro de la ciudad, durante la madrugada y la mañana del sábado la gran cantidad de agua acumulada en las calles ocasionaron anegamientos debido a que los desages se encontraban repletos de basura. Inclusive hubo zonas donde el agua ingresó a los negocios, como por ejemplo en calle San Martín.
Vecinos de algunos sectores decidieron poner a funcionar bombas de agua para poder desagotar las casas y comercios, debido a la gran cantidad de agua que quedó acumulada tras el temporal.
El intendente municipal, Gustavo Solís, se puso al frente de la Junta Municipal de Defensa Civil y coordinó todas las acciones de trabajo que se llevaron a cabo. Igualmente, junto a su equipo de colaboradores recorrieron los barrios de la ciudad, el microcentro y zonas rurales aledañas al municipio para realizar un relevamiento de la situación y actuar en consecuencia.
"La verdad que hacía bastante tiempo que no llovía de esta manera. De todos modos, actuamos con la celeridad que el caso ameritaba y pudimos llegar a las familias que mayores daños sufrieron", manifestó a El Tribuno el jefe comunal.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora