Antonella cursa el cuarto año del colegio San Antonio de Padua de Orán y, por segundo año consecutivo, participó del concurso de cuentos organizado por la Policía de la Provincia, por cuyo trabajo fue seleccionada entre 170 participantes del NOA y NEA para la publicación de su historia.
La estudiante decidió escribir sobre el crimen de un joven oranense que, tras ser víctima de un robo, recibió un disparo mortal.
Con el apoyo de tres profesores, organizó un arduo trabajo en etapas, es decir, partir desde la investigación de lo ocurrido, hasta pasar por lo más importante: la figura de este joven al que le truncaron la vida con solo 17 años.
Al referirse a su trabajo, Antonella explicó que, en la recopilación de todos los datos, entrevistó a la amiga y única testigo de lo ocurrido, quien se encontraba con el adolescente una fatídica noche de enero.
Si bien es una historia real, en el cuento el protagonista se llama Santiago y contó en tercera persona lo sucedido "como ubicado del otro lado de la ventana", dice.

Tres tutores

Cecilia Cáceres, Miriam Méndez y Enzo Porcara fueron los docentes que acompañaron y ayudaron en la concreción del libro a la joven.
La historia conmovió a toda la sociedad oranense, tanto como el caso mismo. Con un lenguaje llano, pero cargado de emotividad, Antonella no solo relató lo que sucedió sino el sentimiento que embargó a todos los de su generación, compañeros y amigos de un chico al que le quedaba mucho por vivir.
"Santiago / Jorgito nunca podría ir a Bariloche con sus compañeros, no iba a graduarse en la universidad, no iba a poder encontrar el amor de su vida... Santiago se encontraba en el lugar equivocado, a la hora equivocada", dice en uno de sus párrafos.
Desde ese otro lado de la ventana, sintetiza la realidad de muchos jóvenes: "Hay miles de Santiago en cada rincón del mundo y no hay forma de detenerlo", expresó.
Hoy la invaden sentimientos encontrados, orgullosa por su logro, pero con el temor de "que todos podemos correr la suerte de Jorgito, con la inseguridad reinante en la ciudad y en el país".

A sangre fría

Jorge Giménez tenía 17 años. El pasado 2 de enero, feliz tras recibir el nuevo año con su familia y amigos, estaba en su moto con su amiga.
Sorpresivamente, dos motochorros los acorralaron con la intención de arrebatarle el vehículo y en un forcejeo, recibió un mortal disparo. Lo ocurrido conmocionó a Orán.
Matías Nicolás "Burrito" Rojas y Ariel René "Tuertito" Lezcano fueron condenados por el juez Fabián Fayos a la pena de 16 años de prisión efectiva por el asesinato del joven.
Lucía Giménez, una de las hermanas del chico asesinado, dijo que la familia está conforme con el fallo judicial, "aunque nada mitiga el dolor en el corazón. Por lo menos sabemos que están presos y que el juez no demoró en llevarlos a juicio y condenarlos".
En cuanto al premio que recibió Antonella por la historia de Jorge, la hermana remarcó que se sienten muy felices que ella y sus amigos lo mantengan siempre vivo en su corazón.

Cuentos policiales

La Policía de Salta, por cuarto año consecutivo, convocó a estudiantes, docentes y bibliotecarios escolares de los colegios secundarios, a participar del Concurso de cuentos policiales. En esta oportunidad, se hizo extensiva la invitación a las vecinas provincias del Norte Grande, NOA y NEA.
El certamen tiene por objetivos fomentar la lectura, la escritura y la afición literaria en los jóvenes. Asimismo, procura una reflexión sobre la criminalidad a través de la perspectiva del artista, y busca fortalecer los lazos con la comunidad educativa.
Cuenta con los auspicios oficiales del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Secretaría de Cultura de la Provincia y Universidad Nacional de Salta.
Los interesados participaron con cuentos pertenecientes al género policial, es decir, narraciones breves relacionados con acontecimientos delictuales y la Justicia, llevados a la ficción.
Los temas principales pasan por la resolución de un crimen, la persecución de un delincuente, las víctimas, entre otros aspectos. Profesionales y personalidades de la literatura fueron los jurados, propuestos por la UNSa, la Secretaría de Cultura y la propia Policía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora