*

Una jornada con varias protestas en el centro salteño
A las 10 de una mañana agrisada aunque con la humedad propia de un diciembre tórrido, los trabajadores de la economía informal agrupados en distintas organizaciones se agolpaban a cuentagotas en una esquina tradicional para las movilizaciones: San Martín y Lerma. La marcha era para mostrar apoyo a la declaración nacional de Emergencia Social y Laboral, que horas más tarde aprobó el Senado de la Nación. El proyecto ya tenía media sanción de Diputados.
En la movilización confluyeron la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), la CCC (Corriente Clasista y Combativa), la CTA-A (Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma) y el Movimiento Evita.
Las columnas se organizaron rápidamente, porque a pesar de las demoras locales la idea original era que se marchase a la misma hora en todo el país, y partieron por avenida San Martín. Fueron hasta Pellegrini, doblaron por allí hasta la avenida Belgrano y luego desembocaron en la plaza 9 de julio.
La movilización abarcaba unas tres cuadras completas, encabezadas por una camioneta que amplificaba las voces de quienes iban relatando las posiciones actuales con respecto a la situación social. Los sectores de la economía informal, postulaban, son especialmente golpeados por la pérdida del poder adquisitivo y las contracciones del universo laboral. La peregrinación sumaba unas mil quinientas personas.
Entre otras cosas, el proyecto acordado por los movimientos y la Casa Rosada plantea que todos los montos aportados a través de planes y programas sociales se unifiquen en un Salario Social Complementario. Además, modera el derecho a la protesta circunscribiendo las posibilidades de acción de las organizaciones que suscribieron el documento de acuerdo.
Tras llegar a la plaza central, las columnas de manifestantes realizaron un par de vueltas y concluyeron con un breve acto frente al Cabildo. Entonaron las estrofas de la canción patria y desconcentraron.
Fue otro día deprotestasen la ciudad. Al llegar a la plaza 9 de Julio, la marcha se encontró con otras movilizaciones. Por un lado, una convocada por Tribuna Docente para rechazar la disposición de cesantear a una docente de la escuela IV Centenario de la Batalla de Salta, de barrio Santa Ana.
</SUBTITULO>Rechazo docente
Se trata de Silvia Nava, a quien se le inició un sumario en 2014 por vender bonos contribución para el fondo mientras se reclamaba incrementos salariales, a principios de aquel año. A dos años de iniciado aquel sumario se resolvió suspender a la docente.
Por otra parte, también se registró la protesta de trabajadores de la Salud en reclamo de deudas de la Fundación Trabajo y Solidaridad, que encabeza el sindicalista, diputado y empresario Eduardo Abel Ramos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...