Los casos de abusos sexuales con y sin penetración carnal siguen dando que hablar en toda la provincia. Ayer, por la mañana, en General Güemes un depravado violó a una joven de 16 años. El suceso conmocionó a los habitantes de esa localidad, la víctima junto a sus padres realizaron la denuncia.
A unos 50 kilómetros de Salta capital, en General Güemes, la joven de 16 años fue objeto de abuso sexual en manos de un hombre mayor.
Según información policial, el hecho ocurrió entre las 7 y las 9.30 en uno de los tramos del ferrocarril Belgrano, en el tramo paralelo a la avenida Leandro Alem.
Se trata de una zona céntrica de Güemes, donde el tránsito de peatones es importante, las vías juegan una suerte de objeto divisorio entre una parte de la ciudad y otra, puntos cardinales entre este y oeste. Muchas personas utilizan esa zona para acortar camino, evitar la avenida y llegar más rápido a destino.
A raíz de las declaraciones realizadas por la víctima ante los uniformados, se supo que mientras la joven caminaba bordeando la vía, apareció de frente el hombre. La adolescente no imagino lo que el sujeto era capaz de hacer y la acción que tendría pensado llevar a cabo. Después de que ambos se cruzaron, la adolescente sintió las manos del abusador sobre ella.
El calvario se apoderó por algunos minutos de la muchacha de 16 años en General Güemes, en su explicación de los hechos, la joven habría señalado que el hombre la sujetó del cuello y luego habría tapado su boca para evitar que tratara de pedir ayuda o emitiera algún grito que pudiera alterar el curso normal de la mañana.
Tras sujetarla, la trasladó hacia un lugar de yuyos y descampado para perpetrar su plan.
Después de abusar sexualmente de la joven, el sujeto siguió su camino. Minutos más tarde, mientras el personal de la Brigada de Investigaciones junto a policías de Güemes realizaban las investigaciones pertinentes en el lugar, el mismo depravado habría intentado perpetrar otra violación en esa localidad.
Tras recibir otra alerta, los uniformados se trasladaron al lugar y demoraron a un sujeto, quien coincide con las características descriptas por la joven atacada.
Iba al gimnasio
La joven salió desde su casa, en el barrio Cooperativa, con dirección a un gimnasio ubicado en el centro de la localidad. Fue con su abuela hasta el acceso al barrio, lugar donde existe una feria de frutas y verduras, en esa feria se quedó la mujer mayor para realizar algunas compras.
Mientras la jovencita siguió con destino al gimnasio y para acortar camino fue por las vías del ferrocarril.
A unos 70 metros antes de llegar al paso nivel, sobre calle Fleming, se cruzó con una persona mayor, de entre 35 y 40 años, quien sorpresivamente giró y la tomó del cuello y la cintura, la arrastró hacia un árbol entre las malezas, le tapó la boca y la sometió sexualmente sin recostarla sobre el suelo.
Al parecer, y debido al flujo de gente que pasa por el lugar, el depravado no habría podido satisfacer por completo su apetito sexual y arrojó a la joven hacia un costado para darse a la fuga.

Intentó un segundo ataque sexual

Se trataría del mismo sujeto denunciado por la joven de 16 años. Mientras el personal policial se abocaba a dilucidar el abuso sexual en contra de una jovencita que intentaba ir al gimnasio y fue interceptada en medio del camino por un hombre, los uniformados recibieron una alarma de vecinos del barrio Cooperativa, donde vive la víctima.
Denunciaban un intento de abuso sexual contra una menor de 14 años.
Según los vecinos, una menor fue abordada por un hombre con evidente intenciones de abusar de ella, pero la joven pudo darse a la fuga.
Ese segundo incidente se registró a unos 400 metros del lugar de la supuesta violación en las vías del ferrocarril.
En esta segunda oportunidad, el hecho que no habría llegado a consumarse ocurrió cerca de las 12.30.
Un tanto desorientados y hasta sorprendidos tras recibir una misma denuncia por abuso sexual, algunos de los efectivos que trabajaban en el lugar del primer hecho tuvieron que trasladarse a otro punto de la localidad. Al llegar, detuvieron al agresor quien posee las mismas características descriptas por la menor abusada.
El hombre quedó detenido y a la espera de que haya un reconocimiento para verificar si se trata de la misma persona.
Según trascendió, podría tratarse de un ciudadano paraguayo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora