Una joven de 21 años fue violada y asaltada en las últimas horas en el barrio porteño de Flores por tres delincuentes cuando regresaba a su casa luego de salir de un boliche bailable y tomar un taxi. Fuentes policiales informaron a NA que el hecho se produjo el sábado alrededor de las 8 del sábado cuando la víctima, conocida con las iniciales L.H.V y de nacionalidad argentina, salió de bailar del boliche Acqua, ubicado en la calle Niceto Vega al 5000 del barrio porteño de Palermo y tomó un taxi para ir a su casa. Por razones que se desconocen, la joven relató que dentro del vehículo se quedó dormida, pero que al despertarse se bajó en la calle Avellaneda, altura del barrio porteño de Flores, pero desconociendo la altura o intersección. Al salir del vehículo y cuando iba caminando fue abordada por los tres delincuentes, quienes se trasladaban a bordo de un vehículo particular marca Renault blanco. Enseguida la asaltaron, pero la pesadilla de la joven no terminó allí, ya que uno de los sujetos la violó. La víctima se trasladó a una estación de servicios cercana de la que desconocen más datos, donde solicitó a un empleado del lugar un teléfono para llamar a un amigo, quien al arribar la llevó al sanatorio Los Arcos de Palermo. Allí, los médicos llamaron al 911 y al lugar llegaron efectivos de la comisaría 31ª de la Policía Federal de la Ciudad, quienes se pusieron en contacto con el fiscal que interviene en la causa y este dispuso que intervenga la Oficina de Violencia sexual, médico legista y el secuestro de prendas íntimas.
"Burundanga"
También ordenó una consigna policial en el sanatorio como así también comisión a fin de determinar el posible lugar de los hechos. La causa fue caratulada como "abuso deshonesto con acceso carnal" e interviene en la causa la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción número 10, a cargo de Julio Roca, Secretaría número 1 de Juan Taboada Areu. Entre la "burundanga" y las sospechas hacia el taxista. Los familiares de la joven reclamaron el pronto esclarecimiento del hecho y no descartaron que la chica haya sido drogada en el boliche al que concurrió. "Una posibilidad es que le hayan puesto algo en la bebida", indicó Silvina, la mamá de la víctima en declaraciones al canal Crónica TV. Es que la mujer no se explica por qué su hija se bajó sobre la calle Avellaneda en Flores cuando en realidad la joven quería ir a Caballito. "Al taxista le pidió de ir a la casa de una amiga" contó la mujer, que enseguida se mostró molesta con quienes "juzgan" a la joven por haber bebido unas copas de más. "Espero que la Justicia y la Policía actúen como deben para que estos tres sujetos vayan presos", agregó. Por último, indicó que su hija recuerda pasajes del hecho y aún no se explican cómo se bajó del taxi en la calle Avellaneda si tanto su casa como la de su amiga se ubican a más de 30 cuadras de ese lugar, una en Caballito y la suya en Villa Devoto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora