Una joven de 25 años que había realizado denuncias policiales contra una banda de delincuentes que robaba y vendía drogas en su barrio fue víctima de una presunta represalia. Mayra Yanina Gómez vivía en el barrio Rosedal, al sudoeste de la ciudad de Córdoba. La joven se encontraba con su novio, a metros de la casa de su madre, cuando fue atacada a tiros por la noche por un grupo de "6 o 7 encapuchados con armas de fuego", según detalló su padre, Rubén Gómez.
"La vieron y empezaron a dispararle . Ella corrió para adentro de la casa y el novio alcanzó a huir en el auto", agregó el papá de Mayra. "Me pegaron", fueron las últimas palabras que la víctimaLa vieron y empezaron a dispararle . Ella corrió para adentro de la casa y el novio alcanzó a huir en el auto", agregó el papá de Mayra. "Me pegaron", fueron las últimas palabras que la víctimapudo decirle a su novio por teléfono, lamentó Gómez en diálogo con Radio Mitre Córdoba.
El novio volvió a la casa, en donde la joven ya estaba malherida. Desde allí fue trasladada hasta el Hospital de Urgencias pero Mayra no resistió y falleció el viernes por la madrugada.
En medio del dolor, Dora, la madre de la víctima contó que temían una posible venganza por las denuncias que había hecho su hija, por lo que pidió una custodia policial que nunca llegó: "Llamé al 101 y no me enviaron el móvil. Después salí a la calle y un patrullero no me vio. Me fui a hacer la denuncia a la Comisaría y cuando vuelvo me avisan que estaban tiroteando mi casa y la encuentro a mi hija herida". Sobre el ataque de los delincuentes, precisó que hay "más de 15 perforaciones en el portón de mi casa. Se ha visto que no ha sido una sola arma".
MAYRA1.jpg
Uno de los huecos que dejaron los disparos  en la casa de la joven cordobesa.
Uno de los huecos que dejaron los disparos en la casa de la joven cordobesa.
La familia de Mayra también denunció que la joven había pedido un botón antipánico a la Justicia pero no se lo brindaron, según publicó La Voz del Interior.
Horas después de su muerte, la policía afirmó que el presunto autor del crimen fue detenido. "Es un vecino", precisó el comisario mayor Gabriel Palacios. Se trata de un joven de 19 años a quien varios testigos vincularon con el asesinato.
El hermano de la víctima había sido herido con un arma blanca el año pasado por el mismo grupo de delincuentes. Ese hecho fue denunciado y por eso la familia temía por represalias, algo que finalmente sucedió con la muerte de Mayra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...