Una joven fue rescatada del río Wierna por la Policía.
El hecho ocurrió ayer. La chica había concurrido junto con una amiga al río para refrescarse. Ambas se sumergieron y se encontraban en medio del cauce, que en primera instancia era calmo. Con las horas el caudal fue aumentando de a poco hasta que repentinamente sobrevino una correntada. Una de las chicas pudo salir, pero la otra no. Atemorizada, se quedó inmóvil intentando mantenerse firme para no ser arrastrada por el agua.
Alrededor de las 1 un llamado al 911 alertó sobre la chica que había quedado atrapada en las aguas.
Inmediatamente, efectivos acudieron al lugar y hallaron a la joven, atrapada en medio de la correntada.
En segundos, procedieron a su rescate.
La joven fue asistida por médicos y trasladada al hospital local. Estaba consciente y solo sufrió excoriaciones producto de leves golpes. Quedó internada unas horas en observación y recibió el alta médica.
Fuentes policiales explicaron que "en esta época de vacaciones y mucho calor es muy común que las personas vengan al río para refrescarse y pasar el día. Sucede que ingresan temprano al cauce del río. El agua no les llega a las rodillas, pero el caudal suele crecer de forma repentina y es complicado salir, por la fuerza de la corriente. Pedimos que sean prudentes al concurrir".
Factores de altísimo riesgo
En esta época de calor, ríos y diques se llenan de gente que busca refrescarse en el agua, pero a veces este placer se puede ver truncado y envuelto en tragedia. Donde mayor peligro existe es en el agua, puesto que las corrientes y las profundidad son factores de riesgo.
Se recomienda a la comunidad ser prudente y responsable.
"Los ríos son los más peligrosos por las crecidas repentinas", advirtieron desde la División Lacustre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora