El año no comenzó de la mejor manera en La Plata. El viernes, cuando se desarrollaba una fiesta clandestina en una quinta de la zona de Melchor Romero, una joven murió ahogada en la pileta del lugar ubicada en la calle 520, entre 159 y 160.
La Justicia no sólo investiga cómo se produjo la muerte, porque hasta el momento las variables son diversas, sino que además intenta averiguar el rol que tuvo el municipio en los controles para que se desarrolle esta fiesta.
A pesar de no contar con la autorización formal para realizar la ceremonia, desde las redes sociales publicitaron la fiesta bajo el lema "Vení y rompé todo, el límite lo ponés vos".
Recién a las cuatro de la mañana se produjo la clausura del lugar, lo que generó la suspensión momentánea de la fiesta, dado que unas horas más tarde, cuando los inspectores municipales se retiraron, la ceremonia continuó.
PILETA1.jpg
En este contexto, una mujer mayor de edad murió ahogada en la piscina. Si bien se desconocen los motivos y las causas que llevaron a que se produzca ese episodio, un testigo aseguró que "la chica era epiléptica y estaba bailando adentro del agua".
El juez César Melazo acusó al municipio de recibir sobornos para que se pueda desarrollar la fiesta. "A las 3.59 advertí que esta fiesta ilegal estaba funcionando, la Municipalidad y la policía municipal fueron a la una cuando no hay nada", escribió el colegiado y agregó: "Esta muerte de esta joven debe provocar el escarmiento a los coimeros imbéciles que nada hicieron policía municipal y control urbano". El juez César Melazo acusó al municipio de recibir sobornos para que se pueda desarrollar la fiesta. "A las 3.59 advertí que esta fiesta ilegal estaba funcionando, la Municipalidad y la policía municipal fueron a la una cuando no hay nada", escribió el colegiado y agregó: "Esta muerte de esta joven debe provocar el escarmiento a los coimeros imbéciles que nada hicieron policía municipal y control urbano".
En tanto, la Subsecretaría de Control Urbano publicó un comunicado al respecto:
"El día 30/12 se notificó al titular de la quinta, ubicada en calle 520 entre 159 y 160, que se abstenga de realizar dicho evento ya que el mismo carecía de la correspondiente habilitación que expide la Municipalidad de La Plata.
En dicha instancia, los agentes de Control Urbano labraron una nota y se elevaron al señor Carlos Bellone, propietario del lugar, a los efectos de notificarlo y que se procesa a suspender el evento, el cual era promocionado públicamente y de manera masiva. En ese marco también se labró el Acta de Comprobación Nº 193773 con fecha 30/12 a las 15.40.
El día 31/12 se volvió a tomar intervención, ante la notoria decisión de seguir promocionando dicho evento de Fin de Año. Por lo cual se volvió a notificar al titular del lugar y se labró una segunda Acta de Comprobación Nº 199093, a las 16:00 horas.
El viernes 01/01 en horas de la madrugada, los agentes de Control Urbano concurren al lugar donde se estaba desarrollando el evento privado, incumpliendo las Actas de Comprobación emitidas y se decide proceder a la Clausura Preventiva del lugar, no pudiendo desalojar el predio ante la masividad de público presente. En esa instancia, se labró a las 4.12 un Acta de Contravención Nº 57734, en donde se deja constancia que el evento ha sido clausurado por no contar con la habilitación Municipal correspondiente.
PILETA2.jpg
Posteriormente, siendo las 6.25 hoas, agentes de Control Urbano vuelven a tomar intervención y detectan que dicho evento de carácter privado se continuaba desarrollando a pesar de las Actas de Comprobación y la posterior Acta de Contravención emitidas con anterioridad.
Ante el lamentable suceso ocurrido, la Subsecretaría de Control Urbano decidió hacer pública esta información, y su titular Roberto Digrazia se comunicó con el Fiscal que interviene en la causa, Álvaro Garganta, a los efectos de proveerle toda la información que se tiene para que pueda actuar en consecuencia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora