Pozo del Molle es una localidad cordobesa ubicada a unos 170 kilómetros al sudeste de la capital provincial y a sólo 60 de Villa María. Su población no llega a los 6 mil habitantes, quienes el martes amanecieron con una noticia que los conmocionó. Brenda Arnoletto, una vecina de 24 años y de la religión Testigos de Jehová, apareció asesinada en una obra en construcción y con signos de haber sido abusada sexualmente.
Según replican los medios cordobeses, el cuerpo de la joven fue encontrado entre las 7 y las 8 de la mañana del martes, en una pequeña obra en construcción de Pozo del Molle. Se trataría de un nuevo femicidio.
Por el caso se demoró a un joven de 30 años, que con el correr de las horas fue dejado en libertad por no aportar ningún dato relevante. El fiscal René Bosio, de Villa María, es quien está a cargo del caso. El hecho convulsionó a esta localidad, que se movilizó para pedir justicia.
En base a los datos que trascendieron en estas horas, se cree que existió algún tipo de ataque sexual previo al homicidio, ya que Arnoletto se encontraba semidesnuda y con aparentes signos de violencia.
La joven había salido a caminar alrededor de las 21 de su casa y no había regresado, según informó el fiscal Bosio al medio cordobés La Voz. En lo que fue un primer informe médico se constató la existencia de "evidentes signos" de que había sido abusada sexualmente y que se había defendido.
El fiscal Bosio dio más detalles de los últimos movimientos de la joven que tiene tres hermanos varones y mayores que ya no viven en la casa paterna: "Salió a caminar sola, como lo hacía normalmente, aunque a veces iba acompañada de su perro pero en esta oportunidad no fue así. Fue a un sector que es muy transitado. Por eso nos llama la atención que nadie haya visto o escuchado nada".
El fiscal añadió: "Los padres se fueron a dormir cerca de las 23 y no había vuelto a su casa, pero como tenían plena confianza en ella porque no es de trasnochar, creyeron que había pasado por la casa de una amiga". Recién a la mañana notaron que no había regresado, se preocuparon y avisaron a la Policía.
BRENDA1.jpg
El hallazgo del cuerpo
El cadáver de Brenda, que tenía la remera de color claro subida hasta el cuello y la calza oscura a la altura de los pies, fue encontrado cerca de las 7.30 cuando una vecina notó la silueta en el interior de la obra en construcción y llamó a la comisaría para avisar que había una mujer descompuesta en el lugar. Cuando los agentes llegaron constataron que la chica estaba muerta.
El cuerpo presentaba evidentes signos de haber sido abusada sexualmente, por lo que la principal hipótesis apunta a que se trató de un crimen en el marco de un ataque sexual. Aunque, se aguarda el resultado de la autopsia para determinar, por ejemplo, cómo la mataron y a qué hora; y si el asesino dejó sus rastros genéticos en el cuerpo de la víctima.
Mientras, los vecinos marcharon para pedir Justicia para Brenda. "Pensar que ya no vamos a verla predicando casa por casa o cruzarla por el chanchódromo haciendo su caminata diaria es deprimente, no caigo que ya no va a estar por culpa de un monstruo degenerado.... Justicia por Brenda, justicia porque no se repita!", poste una amiga en una página de Facebook sobre la movilización.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora