Marcela Aparicio, madre de cuatro chicos de 8, 13, 15 y 17 años, le contó a El Tribuno sobre el incendio que sufrió en su casa. "Nos quedamos sin nada, perdimos todos", señaló sin consuelo. Ocurrió el viernes pasado cerca de las 9.30, en el barrio Primera Junta, manzana 515, lote 23. "Mis hijos se quedaron sin sus útiles escolares ni calzado ni ropa para ponerse", agregó.
El fuego se propagó en escasos segundos a plena luz del día. "En ese momento gracias a Dios no había nadie en la casita, los tres más chicos estaban en la escuela y yo había salido. Cuando estaba volviendo, a unas dos cuadras noté algo raro, al llegar a la esquina vi que salía humo, casi me muero", contó Marcela, quien en ese momento comenzó a pedir ayuda y los vecinos acudieron al llamado. "El señor Cornú y otros vecinos llamaron al 911, y después llegaron los Bomberos", contó la mujer.
Se trata de una casa de material en construcción de 4 por 15 metros, donde por el momento la madre y sus cuatro hijos viven en una sola habitación. "Se trató de un desperfecto eléctrico en la única habitación que tengo, cerca de la cama de los chicos. Había un televisor, el ropero y un equipo de música, no quedó nada, perdimos todo", recuerda la madre. Desde la Cooperadora Asistencial de la Capital fueron hasta el barrio y le dejaron "dos colchones y algo de mercadería".
Situación difícil
Las víctimas quedaron con lo puesto, el fuego se llevó dos camas cucheta, una cama de una plaza y media, un ropero que contenía la ropa de los chicos y de la mujer. "Perdieron libros, las carpetas, elementos de cocina, el televisor, equipo de música y hasta la puerta que era de madera. No quedó nada", manifestó Marcela Aparicio, quien sufrió una crisis nerviosa al observar cómo se consumían sus pocas pertenencias, luego de lo cual tuvo que recibir asistencia médica.
De acuerdo a lo que se informó, en los últimos días los niños de Marcela no pudieron asistir a la escuela porque no les quedaron ni los cuadernos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora