Mientras en la mañana de ayer la jueza de Comodoro Rivadavia Mariel Suárez confirmó la pena de tres meses de prisión preventiva y dio el mismo plazo a la fiscalía actuante para que eleve la acusación final en contra del femicida salteño Mario Díaz; en la tarde, una multitudinaria marcha de mujeres pidiendo justicia recorrió las principales calles de la ciudad más populosa de la provincia de Chubut.
Los tres meses de prisión preventiva fueron dictados debido al peligro de fuga existente y entorpecimiento de la causa, que ya comenzó con un incidente procesal, al advertir la defensa que el imputado podría padecer problemas psiquiátricos.
Además, la calificación que obtuvo el femicidio fue la de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por la figura de femicidio", lo cual llevaría al encartado Mario Díaz a un juicio oral expeditivo, cuya condena oscila entre la absolución por inimputabilidad o el máximo de años que estipula el Código Penal, es decir la cadena perpetua.
Sobre el hecho, el salteño Díaz declaró no recordar nada, argumentando además convulsiones y padecimientos psiquiátricos.

Convulsiones

Como defensora de Díaz ejerce la abogada pública Lilian Bórquez, en tanto, la parte acusatoria es ejercida por la fiscal general Mónica García.
La policía hizo público que durante el operativo llevado a cabo en el barrio Máximo Abásolo se secuestraron un martillo, tres cuchillos y una tijera rota, elementos con los que Mario Díaz asesinó a su pareja, hiriéndola primero con la tijera, luego con los cuchillos para finalmente quitarle la vida a mazazos.

Las palabras del imputado

"Quiero declarar que no me acuerdo nada del hecho. Estaba todo bien ese día con mi pareja. Se me nubló la vista y cuando recuperé el conocimiento, ya estaba en prisión y con el vendaje de las heridas". De este modo se refirió Díaz a su brutal conducta y lo hizo, según la prensa sureña, con claro acento salteño. El joven, que había festejado hasta el cansancio el triunfo de River, en la Recopa Sudamericana, vestía en Tribunales la misma indumentaria con la que se vistió desde aquella noche hasta que cometió el crimen de su pareja.
La camiseta aún conservaba al igual que su rostro muestras de violencia. La mujer a quien le había quitado la vida era la única quien lo asistía en sus episodios de violencia y delito, según declaró Díaz ayer ante la Justicia de Chubut.
Trascendió que, además de hallarse incomunicado, no recibió asistencia de persona alguna y sus escasos bienes e indumentaria quedaron secuestrados en la escena del crimen. Es decir, Mario José Díaz, ayer, estuvo más solo que nunca.
En ese estado dijo que se hallaba "confundido" y que estaba "arrepentido" de sus actos.
A las 23.30 del pasado sábado, en el interior de un inquilinato ubicado sobre la calle Ignacio Rucci del barrio Máximo Abásolo de Comodoro Rivadavia y luego de mantener una discusión con su pareja, Valeria Nicole Palma, Díaz tomó unas tijeras y la atacó, luego siguió agrediéndola con una plancha y tres cuchillos y finalmente con un martillo.
El dueño del inquilinato aseguró que intentó interceder para evitar la agresión. Y el personal policial que llegó al lugar se vio obligado a intervenir violentamente y las pruebas quedaron evidentes apenas ingresó el detenido a la sede de Tribunales.

Es consciente de sus actos

Según el forense interviniente, Mario Díaz se encuentra “ubicado en tiempo y espacio, no padece alucinaciones auditivas o visuales y comprende la criminalidad de sus actos”.
Con este informe, que fue hecho público en la mañana de ayer, muchas organizaciones que luchan por los derechos de la mujer quedaron más conformes, pues habían surgido versiones que hablaban de la probable inimputabilidad del femicida.
Esto se generó por la internación del sujeto en una clínica de salud mental de la ciudad sureña.
En ese contexto, toda la prensa de Chubut estuvo presente en el acto de imputación, cuando Díaz expuso dolencias físicas y lagunas mentales. Insistió en su arrepentimiento y admitió “no haber tomado pastillas” al momento del hecho.
Como está caratulada la causa podría recibir la pena de prisión perpetua, aunque, mientras tanto, seguiría el proceso internado en el Hospital Regional debido a su estado psiquiátrico respondiendo a un pedido de su defensa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 3 meses

no es justificar este aberrante crimen pero muchas mujeres se meten de pareja con estos tipos drogadictos, alcoholicos o golpeadores etc. pensando que ellas lo van a cambiar y cometen el peor error, esos personajes ya no se enderezan más lamentablemente a esta mujer le costó la vida, Q.E.P.D.

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 3 meses

Ahora quiere pasar por loco, el viejo truco ,amigo, que se pudra en la carcel, lejos de la familia, A los deudos mis mayores respetos


Se está leyendo ahora