Uno de los sectores que manifestó mayor preocupación en los últimos meses fue el de la construcción, tanto así que el Rubén Aguilar, secretario general de la Uocra en Salta declaró que un 30% de los trabajadores estaban sin ocupación actual. Asimismo, tal como informaba ayer El Tribuno, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) está próximo a suspender sus frentes de obra a razón de la falta de partidas nacionales.
"Desde noviembre hasta ahora que se está disminuyendo el ritmo en nuestro sector", le dijo a este medio Guillermo Arroyo, referente de la Cámara de la Construcción de la provincia. Sus dichos, desde el lugar empresario, coinciden con lo había expresado el gremialista Aguilar.
La línea de créditos personales que se impulsa desde el BCRA traería oxígeno a las construcciones y reincorporaría a muchos de los trabajadores que habían quedado cesanteados luego del cambio de Gobierno.
En cuanto a eso, el presidente de la Cámara se mostró con confianza, señaló que "mientras las tasas sean accesibles y los créditos salgan y no sean meros anuncios, es bueno porque significa reactivar la construcción".
"Todo lo que sea para reactivar la construcción es bienvenido", sentenció.
"La construcción es multiplicadora en la economía porque genera puestos de trabajo de forma inmediata y hace que no solamente trabajen los empleados en forma directa sino también los corralones y los fabricantes", defendió Arroyo, con tono esperanzador, que los créditos sirvan para que la dinámica de su área tome fuerza nuevamente.
Argumentó que la reactivación de las obras no solo beneficia a los empresarios y trabajadores de la construcción, sino que se constituye como un eje importante para toda la sociedad. "En cualquier economía vos reactivás la obra pública y se moviliza la economía en general, es fundamental para que una sociedad crezca de manera sostenida", remató.
El líder de la Cámara detalló, además, que los costos de la construcción se han disparado con la devaluación de diciembre último más la inflación creciente de los últimos meses. El metro cuadrado de obra cuesta en Salta entre 12 y 13 mil pesos, según las estimaciones que realizó el propio Arroyo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora