El 12 de octubre próximo se abrirán los sobres con las ofertas de la licitación de la primera etapa de una megaobra para potabilizar agua del dique Campo Alegre y proveer del servicio a La Caldera, Vaqueros y gran parte de la capital salteña.
La inversión prevista es de casi $636 millones y el financiamiento provendrá de un crédito que obtuvo la Nación del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).
El desarrollo del proceso licitatorio, que se inició el 2 de setiembre pasado, y el control de la obra corresponden a Aguas del Norte. El presidente de la empresa estatal, Esteban Isasmendi, explicó a El Tribuno que, de no mediar imprevistos, la adjudicación de la obra se concretaría en noviembre y los trabajos se iniciarían en diciembre o principios de 2017.
Está prevista la construcción de una planta potabilizadora en el extremo norte de La Caldera. Una cañería llevará el agua cruda desde el paredón del dique hasta ese establecimiento y desde ahí el líquido tratado se distribuirá en esa localidad, en Vaqueros y llegará hasta la cisterna El Huaico (ubicada en avenida Bolivia frente al predio Pereyra Rozas), desde donde se brindará agua potable a las urbanizaciones de la zona norte de la capital salteña.
El acueducto troncal tendrá una extensión de poco más de 22 kilómetros, según está consignado en el pliego de la licitación.
El plazo de la obra será de dos años, aunque Isasmendi dijo que si no hay retrasos podría estar terminada en 18 meses.

"Una de nuestras metas con esta obra será mantener una cobertura del servicio de agua potable superior al 98 por ciento", Esteban Isasmendi, titular de Aguas del Norte.
Proyecciones
El proyecto se completa con una segunda etapa en la que se planifica extender el acueducto de Campo Alegre, que estaría terminado a fines de 2019, hasta el cerro 20 de Febrero, donde se prevé construir una cisterna a una altura que permita abastecer, por gravedad, a las zonas este, sudeste y centro de la Capital.
Se sumará, además, un conducto de derivación del agua potabilizada hacia el tanque cisterna del barrio El Huaico.
Para la segunda etapa no hay un presupuesto actualizado, pero el titular de Aguas del Norte estimó que rondará los $400 millones.
"El crédito que obtuvo la Nación no cubre la totalidad de la obra, por lo que todavía no hemos actualizado los montos para la continuación del proyecto", acotó el funcionario.
Alcance
"Con la primera etapa de la obra vamos a brindar cobertura total del servicio de agua potable para La Caldera, Vaqueros y todos los barrios de la zona norte de Salta, que hoy se abastecen del acueducto Norte y de dos pozos que presentan una deficiencia no solamente estructural sino también de napas deprimidas", indicó el directivo de la empresa estatal.
Las fuentes actuales del servicio quedarán como alternativa ante algún desperfecto o por tareas de mantenimiento en la red troncal que provendrá de Campo Alegre.
Isasmendi aseguró que la obra no afectará a los productores que abastecen sus campos con el agua de la represa.
"El dique se construyó originariamente para agua potable y riego hace más de 50 años. Está diseñado para que convivan los dos sistemas, pero lo que ocurrió es que nunca se hizo la obra para potabilizar el agua", dijo el funcionario.
Detalló que se espera un caudal de agua cruda para tratar de 1.200 litros por segundo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 20 días

Excelente noticia. Aparte de esa excelencia, se comienza a dar cumplimiento a las recomendaciones del organismo pertinente de las Naciones Unidas (PNUD), dadas en todo el mundo, para llegar a que la provisión de agua en todo el planeta, se haga desde aguas superficiales: ríos y lagos. Creo que los centenares de pozos profundos desde donde nos proveemos de agua, están llegando a su fin por dos causas: la excesiva profundidad desde donde se la extrae y su costo y las eventual contaminación que debe tratarse, con otro costo importante. Felicitaciones a todos los integrantes de la Empresa de aguas.

Se está leyendo ahora