El sábado se desarrolló el acto oficial por el Bicentenario de la Patria en la Rosario de la Frontera, que fue presidido por el intendente local, Gustavo Solís. El acto central se desarrolló en la plaza Independencia y del mismo participaron todas las instituciones.
El desfile cívico fue por calle 25 de Mayo con una participación multitudinaria de todas las instituciones locales, que quisieron estar presentes en este día histórico.
Solís trazó en principio un panorama histórico y detallado del contexto en el que se dio la Declaración de la Independencia, para luego asegurar: "La misión en la actualidad es crear el mejor futuro mirándonos en aquellas epopeyas que marcaron a fuego los destinos de la Argentina".
"Debemos unirnos. La independencia se construye todos los días. Hoy es una buena oportunidad para seguir poniéndola en práctica", agregó Solís.
Finalmente, el intendente cerró su discurso expresando: "En estas celebraciones evocamos aquellas mujeres y hombres que lucharon por ideales justos, para conseguir una Patria libre y hoy también todos nosotros somos protagonistas y debemos seguir luchando para tener el Rosario de la Frontera grande que todos nos merecemos y con el que estamos comprometidos. ­Feliz día de la Patria!".
Testimonios
Fueron muchos los vecinos que expresaron su emoción por el día que estaban viviendo. En ese sentido, el excombatiente de Malvinas Hugo César Rivella manifestó: "Me siento muy emocionado de ser parte de la historia y parte de la generación Bicentenaria".
Asimismo, dijo: "También aprovecho este medio para felicitar al municipio rosarino por el embellecimiento que hizo con la ciudad, que la dejó en sus calles y avenidas principales, como en sus plazas, completamente vestida de celeste y blanco".
A su turno, el docente jubilado, y conocido por todos sus exalumnos y amigos personales, Coco Pastor manifestó: "Espere 77 años para vivir un acontecimiento de estas características. Me enorgullece haber sido parte de todo esto, y haber visto una ciudad donde resaltó en todos sus rincones el celeste y blanco".
Los vecinos del barrio 9 de Julio, ubicado al oeste de la ciudad de Rosario de la Frontera, también embellecieron sus casas y espacios verdes con los colores celeste y blanco.
Uno de los artífices de esta medida fue el vecino Fernando Vildoza. "Fue una ocasión importante para que todo el vecindario trabajase para que nuestro barrio, que lleva orgulloso el nombre de 9 de Julio, haya sido parte de las celebraciones patrias", expresó.
En lo particular, expresó: "La propuesta la acerque a la Dirección de Cultura para que nos colabore con toda la ornamentación, no dudaron un instante y hoy con el esfuerzo de todo pudimos hacer que nuestro barrio haya sido parte de los festejos del Bicentenario de la Independencia".

desfile.jpg
<div>Enorme bandera portada por vecinos de la ciudad.</div><div><br></div>
Enorme bandera portada por vecinos de la ciudad.


Un tal Domingo Sarmiento

En 1886 el prócer estuvo en la Ciudad Termal y fue parte de los festejos. En 1874, la Villa del Rosario recientemente trazada, pasó a ser cabecera departamental. La plaza se llamó primero 9 de Julio y luego Independencia. Según documentos del Archivo Municipal, en 1880 se mandó a construir una réplica de la pirámide de mayo, que estuvo terminada a la llegada de Domingo Faustino Sarmiento en julio de 1886, cuando visitó Las Termas.
Esta pirámide se ve en una antigua foto de 1903, cuando aún no se había construido la actual iglesia, que es de 1910, al igual que la plazoleta Güemes o Centenario.
Por Sarmiento sabemos que "el Rosario era un pequeño pueblito". Y él mismo celebró el 9 de julio de 1886 en Las Termas "intentando utilizar fuegos artificiales que le fueron confiscados porque las autoridades los consideraron elementos de guerra", explicó el escritor Carlos Jesús Maita.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora