Una de las dos nenas que denunció un abuso sexual por parte de un chofer de transporte escolar en 2012 debería presentarse a declarar bajo "apercibimiento de detención" según solicita una resolución del Ministerio Público. El pedido se dio en el marco de una causa que ya estuvo en el centro de la polémica cuando el CIF (Cuerpo de Investigaciones Fiscales) emitió un informe sobre el caso en el que describía que una de las posibles víctimas, de nueve años, mostraba "un cuerpo desarrollado" y podía ser "objeto de deseo".
Roberto Elio Gareca, abogado de las niñas que denunciaron el abuso hace más de tres años, explicó que una de ellas no se había presentado a declarar en anteriores oportunidades porque sus padres no estaban de acuerdo.
El abogado agregó que, entonces, la Fiscalía Penal de la unidad de delitos contra la integridad sexual emitió una resolución en la que pidió volver a citarla, pero esta vez, incluyendo un apercibimiento de detención.
El caso se conoció a fines de octubre de 2012, cuando dos nenas que entonces tenían nueve y diez años contaron habían sufrido un abuso sexual por parte del chofer que las llevaba habitualmente a la escuela.
Tras la denuncia, y en el marco de la causa, se requirió al CIF que realizara una investigación. Como resultado, el organismo redactó un informe en el que se ocupó de señalar sobre una de las posibles víctimas: "No se muestra como una niña, sino que se ubica más bien en el lugar de mujer, mostrando un cuerpo desarrollado que puede llegar a ser objeto de deseo".
La descripción que hizo el CIF de la niña de nueve años generó el repudio de numerosas organizaciones, que consideraron que estos conceptos escondían una suerte de justificación o minimización del delito denunciado.
"Se trata de una niña"
Un documento de la causa, fechado en abril, al que tuvo acceso El Tribuno, firmado por la fiscal Luján Sodero, señala que es necesario fijar una nueva fecha para la declaración "atento a la incomparecencia injustificada de la menor".
Gareca señaló que, luego de este requerimiento, el asesor de menores e incapaces José Pereyra intervino para llamar la atención sobre la solicitud de la fiscalía de delitos contra la integridad sexual.
"Sin perjuicio de prestar conformidad a la citación de la joven debido a la importancia de la medida para el esclarecimiento de los hechos, no corresponde que la citación sea bajo apercibimiento de detención", advierte una presentación de Pereyra.
El funcionario agrega: "Se trata de una niña y, de conformidad a la normativa vigente, resulta que es víctima y por ello no puede ponerse a la misma en una condición peor a la que tenía al iniciarse el proceso".
El abogado informó que los padres de la nena "van a presentar una denuncia para que los organismos competentes adopten las medidas que correspondan con la fiscal Sodero".
"Resulta, cuanto menos, sorprendente que una representante del Ministerio Público Fiscal coloque a una niña que denunció haber sido víctima de abuso sexual en el mismo lugar que el denunciado", afirmó Gareca.
El letrado destacó que el presunto victimario solo estuvo detenido algunos días y cuestionó las demoras en el proceso. "Es incomprensible que se aperciba a la niña para que se presente a prestar declaración por un hecho de estas espantosas características", manifestó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 6 meses

El que una niña de diez años, pr desarrollada que esté, 'sea objeto de deseo' sexual, de ninguna manera justifica ninguna violación de su persona física o mental.


Se está leyendo ahora