El Concejo Deliberante de Orán aprobó la ordenanza de readecuación de la aplicación de ley nacional de tránsito a las necesidades actuales de la ciudad.
La iniciativa, del concejal Ariel Pomares, busca definir un marco normativo que regule el tránsito y la seguridad vial en la jurisdicción municipal, adaptando parcialmente la ley 24.449 y complementarios a la realidad zonal.
Pomares explicó que la norma debía hacerse con urgencia, ya que desde la ordenanza 965 del año 1989, pasaron 27 años de la adhesión de la ciudad a la norma de manera general.
"Hay que atender, principalmente, el tema de los automotores y ciclomotores en mayor medida, el tránsito del servicio público urbano e interurbano de pasajeros, taxis y remises y transporte de carga. Es necesario adherir de manera parcial a la ley 24.449, pues varios de sus artículos resultan de aplicación imposible en esta región del país", explico el edil.
Y agregó: "Tomamos como antecedentes las ordenanzas de las ciudades de La Plata, de Chubut, de Corrientes, de Salta y la recientemente aprobada en Vaqueros en 2015, entre otras".
Los puntos más sobresalientes de la nueva norma serían: la reducción del monto de las altísimas multas actuales a una décima parte, lo que ayudará a despejar toda acusación y sospecha de la población contra la Municipalidad; el nuevo régimen de circulación y de estacionamiento de vehículos en las calles y flexibilizar la tolerancia cero de alcohol en sangre.

Una ley seria

Pomares indicó que se tomó varios meses para reformular la ordenanza de adhesión a la ley nacional de tránsito adaptándola a la ciudad. Ahora se espera que la Intendencia la promulgue para que comience a funcionar.
Consideró que el juez de Faltas, Alfredo Naser, hizo un informe muy bueno de las modificaciones aceptando algunas y corrigiendo otras para que el tránsito se solucione de una buena vez en Orán.

Las multas

Por otra parte, continúa la polémica por los costos que tienen las multas a motociclistas. Hoy se imponen multas de hasta casi $2.000, que se pretende bajar drásticamente a unos $200, si el Ejecutivo no veta lo dispuesto por el Concejo.
El secretario de Ingresos Públicos, Sebastián Gotero, consideró que "es ínfimo el porcentaje de ingresos al municipio. Esto demuestra que no es un fin recaudatorio, sino concientizador". En julio se recaudaron $134.000, lo que en promedio implicaría casi $1.600.000 este año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Rodolfo  Elias
Rodolfo Elias · Hace 7 días

A ver, pongamos las cosas en orden, no se puede aplicar la misma ley para la ciudad de salta que para la ciudad de oran, son municipios con distintos niveles de desarrollo y riesgos de circulación, por otro lado, las multas no son para recaudar fondos ni para concientizar, son para hacer cumplir las normas, si no se es estricto en este punto la gente va a seguir irrumpiendo las leyes por mas que cobren multas exorbitantes, a un tipo alcoholizado se le debe quitar el vehículo un mes mínimo, las reglas deben ser severas, para finalizar el problema la ley de transito debe contemplar un castigo severo con prisión a los agentes coimeros y corruptos, sino terminamos en la misma, por mas leyes que se modifiquen si existen agentes que no hacen cumplir las normas no hay ley que sirva


Se está leyendo ahora