Dentro de los diferentes platos que se pueden disfrutar día a día en las comidas y disfrutando de deliciosos sabores, aparece la ensalada, la que gracias a los diversos componentes que se pueden agregar a este tipo de comidas ofrece tanto un excelente sabor, un medio para calmar el hambre, como una alimentación adecuada y sana para el cuerpo y este ultimo punto es una de las características principales de la ensalada, tanto así que estas representan algo esencial dentro de lo que se busca que sea una buena dieta, ya que las ensaladas brindan una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales para el cuerpo, que muy difícilmente se encontraran en otros platos y los que darán al cuerpo mejores condiciones que ayudaran a mantenerse en forma. Por todo eso, para llevar una alimentación saludable, los especialistas en nutrición recomiendan incluir varias porciones de verduras cocidas y crudas. Las ensaladas son muy fáciles de preparar, por su elevado contenido en agua y otros nutrientes esenciales para nuestro organismo, sacian nuestra hambre y sed de una manera considerable; contribuyen a mantener la piel bien nutrida e hidratada. Las ensaladas conforman un alimento importante cuando se está haciendo dieta, pero deberían ser una opción saludable para cualquier persona, al menos una vez al día, ya que aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, si se eligen ingredientes adecuados para hacer un plato saludable. Las ensaladas son fáciles de preparar. Solo debemos usar las verduras u hortalizas que tenemos en la casa. Muchas personas usan aquellas que les han sobrado de la última vez que fueron al mercado y las preparan en ensaladas o sopas antes de que se descompongan. Y otras personas, hacen ensaladas con la alegría de ver que son el producto de su propio huerto.
Ensalada1800.jpg
Cortar, mezclar y condimentar: todo lo que debes hacer al preparar una ensalada. Sal, aceite y vinagre le van a añadir un poco de sabor, pero debemos tener cuidado porque harán que la ensalada se eche a perder si no la comemos en el momento.
Muchos se preguntarán porque los especialistas nos indican comer constantemente ensaladas de vegetales crudos en casi la mayoría de las dietas.
4 vitaminas sobre todo aportan las ensaladas: A, B, C y E, sales minerales, como hierro, fósforo y sodio.
La respuesta es simple: consumir una ensalada antes de comenzar a comer, nos produce saciedad favorece el control del volumen de las comidas y además posee otros beneficios como los que describimos más abajo. Como los vegetales contienen casi un 90% de agua, al consumirlos crudos y en ensalada, forman parte de una excelente manera de hidratar nuestro cuerpo. Ejercen acción desintoxicante y diurética, ya que aportan sodio y potasio, sin aportar por sí mismas grasas, lo que hace que seamos cautos a la hora de condimentarlas con aceites, mayonesas y aderezos, para no elevar su contenido calórico. Son importantes para nuestra piel, sobre todo aquellas de colores llamativos, el tomate, las remolachas, los pimientos, casi todas aportan betacarotenos, que luego en el organismo se transforma en vitamina A y renueva la pie, y las mucosas, además poseen vitamina C, que mejora la producción de colágeno una proteína que a nivel orgánico mantiene la piel sana y sin arrugas. Si las condimentamos limón o vinagre protegemos sus valores vitamínicos, y debemos recordar siempre que es importante consumir apenas realizadas las ensaladas para que no pierdan sus beneficios y aportes enzimáticos y nutritivos por causa de la oxidación.
Otro punto más que se debe mencionar es que los vegetales producen fotoquímicos benéficos para el organismo, protegen ante el cáncer, evitan enfermedades cardiovasculares y permite un equilibrio en el peso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora