Roberto Oscar Delgado de 26 años falleció en el hospital Melchora F. de Cornejo de la localidad de Rosario de la Frontera después de agonizar por la gravedad de sus heridas provocadas por el accidente. Pasada la medianoche del 15 de diciembre, el cuerpo del gendarme arribó a la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán donde fue velado con honores. "El sepelio de mi hijo fue realizado por el jefe de Escuadrón. Él fue despedido con todos los honores. Yo no dejé que lo llevaran a Santiago del Estero", expresó Oscar, padre de la víctima.
Oscar relató que a todos los gendarmes que los trasladaron a la provincia santiagueña fueron entregados al día siguiente. "Los otros cuerpos ya estaban con el cajón cerrado. Gracias a Dios, mi familia pudo ver a mi hijo. No permití que lo llevaran para que la señora vicepresidenta se pueda sacar fotos con las víctimas. ¿Si no para qué los llevaron allá?", se preguntó.
Oscar no puede evitar emocionarse cada vez que habla de su hijo. Tiene 61 años y vive en la localidad de Orán, en el barrio Milagro. Su estado de salud no es el mejor y eso le impide salir solo. Aclara que cuando viaja lo tiene que hacer acompañado. "Acaba de llegarme una carta del comandante de Gendarmería de Orán en la que me invitan a ir a la inauguración del monolito que se levantó en el puente Balboa", es lo primero que comenta Oscar al iniciar la charla con El Tribuno. "Voy a tratar de ir", aclara. Pero para hacerlo dependerá de su hijo más chico quien se encuentra en la Escuela de Oficiales para iniciar su carrera en la Gendarmería, al igual que su hermano. "Así que estoy esperando que tome la licencia para que me acompañe", comentó. Y añadió: "Yo padezco varias enfermedades, tengo diabetes, mal de chagas, tengo mal el corazón, o sea esta muy delicada mi situación". Para subsistir, Oscar cobra una pensión por invalidez, aclara que es su único sustento.
infografia accidente gendarmes.jpg
Infografía realizada por José Serrudo.
Infografía realizada por José Serrudo.
Oscar contó que después del accidente desde el Escuadrón 20 de Orán se acercaron para brindarle el apoyo necesario. "Estoy totalmente agradecido por todas las atenciones que tienen conmigo, incluso me ofrecieron psicólogos y médicos. Están continuamente en contacto", expresó el papá de la víctima.
No obstante, tuvo críticas para el Destacamento Móvil 5 de Santiago del Estero. "Ellos no se acercaron y son los responsables del fallecimiento de mi hijo". Después de esas palabras, se puede escuchar el llanto de Oscar y hace una larga pausa para continuar. "Ellos fueron los negligentes en ordenar que se trasladen en un vehículo que no estaba en condiciones".
Roberto Oscar Delgado llevaba 4 años en la fuerza al momento del accidente y dejó un hijo de 4 años. "Me lo traen siempre a mi nietito, lo veo seguido. Jair Delgado es el nombre que eligió el padre", expresa. Sin embargo insiste en acusar a los oficiales de Gendarmería. "Mi hijo fue una víctima inocente de la negligencia de los jefes, hay que recordarlos como héroes". Y continuó: "Si tenían que viajar, lo tendrían que haber hecho en un horario diurno". El pedido de justicia de Oscar sigue latente. Exhorta a los funcionarios públicos a que lleguen a la verdad. "Los peritos tendrían que salir a decir la verdad de lo que pasó porque nadie lo hace. Es importante saber el destino de los responsables".
Como la mayoría de los familiares consultados, Oscar relaciona el accidente de su hijo con la tragedia que sufrió el equipo de fútbol brasileño. "El accidente de los jugadores de Chapecoense me trae recuerdos sobre lo que fue el accidente de los gendarmes. Fue negligencia del piloto. Uno se pregunta por qué hay gente así y no personas idóneas para esas funciones". Y agregó: "Desgraciadamente, los oficiales no son cuidadosos con sus compañeros. No es que mataron a uno, han matado a 43 personas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora