La noticia tiñó de gris el viernes. Una conocida familia salteña fue golpeada por la tragedia al fallecer los padres y un hijo de 20 años en un choque cuando viajaban a la ciudad chilena de Iquique para pasar sus vacaciones de verano.
El siniestro vial ocurrió ayer, a las 4.30, cuando un colectivo de la empresa Pullman Bus -en el que viajaba la familia salteña- chocó con un camión paraguayo estacionado en la ruta 5, a 35 kilómetros al sur de Pozo Almonte, en la región de Tarapacá, en el norte chileno.
El fuerte impacto dejó un saldo de seis muertos, todos extranjeros: los tres salteños, dos camioneros paraguayos y una ciudadana boliviana que, según una versión, iba a Iquique por razones laborales.
El periodista chileno Nicolás Núñez, quien cubrió la tragedia, contó que hubo 37 heridos, de los cuales 9 estaban graves y con pronóstico reservado.
"La familia salteña había tomado el bus en Calama anoche (por el jueves en la noche) e iban a Iquique de vacaciones", relató el periodista.
Carmelo Galindo y su esposa Mariana Regazzoni viajaban junto a sus hijos Tomás, Virginia, Ana Inés, Jimena y Joaquín. En Salta se había quedado el hijo mayor, Carmelo, quien tenía previsto reunirse con su familia en pocos días.
En el gravísimo accidente fallecieron los padres y Joaquín. Virginia y Tomás resultaron ilesos. Jimena fue operada ayer por un neurocirujano y si bien tiene un buen pronóstico permanece con respiración asistida. Ana Inés será operada el lunes por una fractura cervical. Ambas están internadas en el hospital zonal de Iquique, según contó un amigo del joven Carmelo, Agustín Said, quien lo acompañó ayer durante gran parte del día.
En medio de la ruta
"Venían cuatro camiones desde Paraguay hacia la zona franca de Iquique y uno de esos presentó una falla mecánica. El conductor del bus no vio los camiones parados por lo que colisionó frontalmente la parte trasera de un camión", explicó el superintendente de Bomberos de Pozo Almonte, Efraín Lillo, al sitio de noticias Soychile.cl.
De hecho, los dos paraguayos fallecidos son un chofer y su acompañante que estaban entre dos camiones reparando uno de ellos y que fueron aplastados por el impacto con el colectivo.
Al lugar llegaron Carabineros, Bomberos y Samu (emergencias médicas), que desplegaron sus equipos de rescate. Según el sitio informativo, un helicóptero de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) trasladó a los heridos hasta el hospital de Iquique.
Tras el rescate de los heridos, Carabineros realizó el peritaje en la zona.
"Las condiciones climáticas y del lugar no da para que te confundas, no había neblina; lo que sí podría ser es que los camiones no estaban bien señalizados y deberían haber estado sobre la banquina", contó Núñez, quien trabaja en la radio Bío-Bío y también como periodista independiente.
En diálogo telefónico con El Tribuno, sostuvo: "Los camioneros paraguayos son muy desordenados, no acatan nuestro reglamento (de tránsito)".
El chofer del colectivo de Pullman es Héctor Quevedo Chacana, de 37 años, quien sufrió heridas leves. Tras ser atendido en Iquique, fue dado de alta y hoy, a las 11, deberá declarar en el Juzgado de Garantías de esa ciudad.
Viaje a Iquique
"Carmelo todavía no cae, es como que está en una nube. Esta mañana me avisó temprano y empezamos a llamar a todos, incluso al cónsul de Chile, hasta que leí la noticia en El Tribuno que habían fallecido tres argentinos en Chile. Se me paralizó el mundo y llamé al diario para que me brinden información", contó Said sobre cómo el joven Galindo confirmó la noticia sobre su familia.
Hoy, a las 9, Carmelo viajará en avión a Iquique. Irá acompañado de una tía y una prima. En el vecino país se reencontrará con sus hermanos y deberá realizar los trámites para repatriar los restos de sus padres y de Joaquín.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial


Se está leyendo ahora