Al grito de "no tenemos donde ir", más de 20 familias instalaron casillas con cubierta de plástico en la entrada al barrio Ramón Abdala, de Rosario de la Frontera.
Los usurpadores pidieron al intendente Solís que se les brinde una solución ya que están viviendo una situación precaria y tienen a cargo numerosos menores de edad.
Desde la comuna local manifestaron que se está trabajando por todas las familias que carecen de una vivienda digna, pero advirtieron que lo que están haciendo es ilegal.
Desde hace 10 días el clima en el barrio Abdala, ubicado al norte de la ciudad, no es el mejor. Ayer la Policía, por orden del juzgado interviniente, se hizo presente en el lugar para exigirle a los vecinos que se retiren del lugar.
Por suerte, el caso no pasó a mayores aunque las personas necesitadas expresaron a El Tribuno que ellos también exigen que se les brinde una pronta solución.

Los testimonios

Nadia Palma, una de las vecinas, dijo: "Estuvimos pidiendo ayuda a la Municipalidad y no contemplaron nuestra situación. Tenemos nuestros niños a la intemperie y no sabemos adónde ir. El intendente Gustavo Solís dijo que estos terrenos eran para hacer plazas. Y yo me pregunto ¿para qué queremos más plazas si no tenemos donde vivir? Los monobloc que hicieron acá cerca, los tendrían que haber adjudicado a las personas que realmente necesitan, no a cualquiera.
Pablo Monserrat, también usurpador, manifestó: "Le pido por favor al intendente Solís que nos dé una solución porque no podemos vivir así. Nos quieren sacar de acá pero, ¿a dónde nos vamos? No le pedimos que nos regale un lote si no que nos venda, aunque sea en cuotas, que le vamos a pagar. La mayoría de nosotros lo votamos a él porque pensábamos que iba a haber un cambio en la política en este pueblo, pero nada que ver. La Policía vino hace un rato y nos pidió que salgamos por las buenas para que no haya problemas".

La voz del Ejecutivo

Por otro lado, desde el departamento Ejecutivo municipal, el secretario de Gobierno Javier Mónico reconoció que Rosario de la Frontera tiene un déficit habitacional importante. "Quizás no haya muchas personas en situación de calle pero sí tenemos familias en condiciones de hacinamiento. En este caso particular, entendemos la problemática pero no compartimos el método. Ellos ven vacío un terreno y piensan que lo pueden tomar. El crecimiento de la ciudad tiene que ser planificado y estudiado. Los espacios verdes los tenemos que respetar", dijo.
Mónico, también hizo hincapié en que no se trata solo de dar un terreno, sino que "hay que pensar las condiciones, como por ejemplo que no sea zona inundable, que tenga los servicios básicos necesarios. Si no la Municipalidad genera otro problema cuando vienen los reclamos por la falta de servicios. También hay casos de gente a la que se les da terrenos pero no tienen los fondos suficientes para poder edificar".
La problemática habitacional es uno de los temas que siempre surgen en la Ciudad Termal. De acuerdo a lo manifestado por el Ejecutivo local, "no es algo fácil de solucionar, ya que se necesitan muchos recursos pero hay que respetar los espacios como lo hacen todas las personas que también necesitan una casa y esperan su turno dentro de los planes oficiales existentes".
Por su parte, el asesor legal de la Municipalidad, Fermín Fernández, aludió a que "lo que se está haciendo es ilegal y hay que respetar las leyes. No creemos que éste sea el método para solicitar terrenos. Son terrenos públicos y ocuparlos así es un delito".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora