"Ahora puedo entender todo lo que me dicen. Ya no tengo la cabeza en los pies", le contó a su mamá Azul, de seis años, cuando logró empezar el tratamiento para el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Había pasado más de la mitad de su vida sin que ningún médico lograra descifrar lo que le pasaba. De cada 20 chicos, uno tiene el mismo problema, según difundieron desde la Fundación por un Mañana Mejor. Los que no tienen la suerte de hacer las terapias de cuatro a cinco mil pesos por mes que necesitan o no se encuentran con maestros que los apoyen, se enfrentan al riesgo de quedar afuera de la escuela.
"Tenía cinco años y nunca había hecho un dibujo". "Dormía de a 15 minutos y deambula por la noche". "A veces estaba como ausente". "No aprendía los colores ni las letras". "Tarareaba todo el tiempo". "Hacía movimientos repetitivos". Los relatos de las familias de niños y niñas con TDAH coinciden en un punto: el desconcierto que genera recorrer consultorios hasta dar con el diagnóstico.
Un grupo de padres unidos en la Fundación por un Mañana Mejor realizó un festival frente al Cabildo para llamar la atención sobre esta realidad el viernes a la tarde. Pidieron apoyo para que se apruebe una ley que proteja a sus hijos en la provincia.
Falta de atención, hiperactividad e impulsividad son las tres conductas características que pueden combinar los chicos con este trastorno porque tienen baja actividad en ciertas áreas del cerebro. Pero con un tratamiento adecuado, que a veces incluye medicación, los síntomas pueden controlarse.
Azul, nombre de fantasía, hoy tiene nueve años. "El déficit de atención significa que nos distraemos y a veces no hacemos la tarea, pero nos gusta la escuela", le explicó a El Tribuno en el festival que se hizo el viernes.
Azul es una de las nenas que tuvo suerte. En el grupo de la Fundación por un Mañana Mejor, todos mencionan el caso de un chico de 16 años que ya pasó por 35 escuelas porque en ninguna lograron contenerlo.
"Algunos padres cometen el error de cargar de actividades a los chicos con TDAH. Eso solo produce un estrés físico" Lorena Moreno, madre de dos niñas con TDAH
"La inclusión en el sistema educativo es desastrosa. Hay un programa de TDAH que funciona en solo nueve escuelas. Contempla una maestra integradora para toda la institución que ve a los chicos una vez por semana. Hubo algunas capacitaciones pero duraron un mes. No alcanza", señaló Lorena Moreno, presidenta de la Fundación por un Mañana Mejor.
Lorena es madre de dos niñas con el trastorno y, de grande, descubrió que ella también lo tiene. "No es que los chicos no quieran prestar atención o hacer caso. Es que no pueden. A muchos les hacen audiometrías porque creen que el problema está en el oído", lamenta.

"Todo tipo de médicos"

"El TDAH no es un invento. Existe!" es el lema con que trabaja la Fundación por un Mañana Mejor para la sensibilización de la sociedad. Aseguran que hay psicólogos y otros profesionales de la salud que, por desconocimiento, niegan que los chicos puedan sufrir este trastorno neurológico y aseguran que solo son "problemas de maduración".
La continuidad en el sistema educativo es una de las principales preocupaciones. A los chicos les cuesta conseguir banco porque muchos directores resuelven no recibirlos cuando se enteran de que tienen TDAH. Y los que logran inscribirse, a veces no terminan el año antes de que les den el pase a otro establecimiento porque no los entienden.
"Recién después de que me dijeron que mi hija tenía TDAH, me di cuenta de que a mí me había pasado lo mismo de chica. Recién después de que me dijeron que mi hija tenía TDAH, me di cuenta de que a mí me había pasado lo mismo de chica. Me habían llevado a todo tipo de médicos y ninguno supo qué era. Yo sufría dispersión. Si tenía evaluación, vomitaba. A algunos llegan a darles Rivotril porque no duermen", cuenta Andrea Padilla, otra de las madres de la fundación.
La organización presentó en la Cámara de Diputados un proyecto de ley para la protección integral de los niños, niñas y adolescentes con TDAH. La iniciativa busca que el Estado cubra los tratamientos y prepare al sistema educativo con gabinetes de profesionales en cada establecimiento para integrar a los chicos.

Una medicación que ayuda durante cuatro horas

La medicación adecuada puede ayudar a los niños, niñas y adolescentes con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) a controlar la hiperactividad y otros síntomas. Tiene un efecto de cuatro horas y se toma para ir a la escuela. Solo el médico neurólogo puede recetarla.
"La medicación no los dopa, sino que entrega al cerebro el combustible que le falta. Entonces el niño puede concentrarse, prestar atención y hacer las tareas. No es necesaria en todos los casos y solo se toma para el horario de clases", explica Lorena Moreno, madre de dos niñas con el trastorno y presidenta de la Fundación por un Mañana Mejor.
Desde la organización se preocuparon por hablar de lo que consideraron algunos mitos y prejuicios. "No es que tengamos ganas de drogar a nuestros hijos. La medicación es un combustible que necesitan. No es que tengamos ganas de drogar a nuestros hijos. La medicación es un combustible que necesitan. En algunos casos, si no la toman, es como que las maestras les estuvieran hablando en otro idioma. No las entienden", dice Carina Núñez, otra madre de un niño con TDAH.
Lorena agregó que los chicos siguen jugando, hablando y socializando como cualquiera de sus compañeros cuando están medicados, pero que el fármaco ayuda a que desarrollen el proceso de aprendizaje.
plaza tdah.jpg
<div>Chicos y chicas con TDAH participaron de un festival de sensibilización. Foto: Andrés Mansilla</div>
Chicos y chicas con TDAH participaron de un festival de sensibilización. Foto: Andrés Mansilla

Cien consultas diarias

En promedio, cien personas por día consultan a la Fundación por un Mañana Mejor porque sus hijos tienen alguno de los síntomas pero no encuentran ayuda. "Es la primera organización de este tipo que se creó en el interior del país", destacan las madres. Solo en Buenos Aires hay una asociación similar.
Para pedir ayuda se puede ingresar en la página de Facebook "Fundación por un Mañana Mejor" o llamar al 155-326893.
Desde la institución esperan que la Cámara de Diputados trate el proyecto de ley de protección integral a niños, niñas y adolescentes con TDAH para que el costo de la medicación esté cubierto por el sistema de salud.
También piden que intervenga el Ministerio de Educación para que las escuelas tengan docentes y gabinetes psicopedagógicos que puedan integrar y apoyar a los chicos con el trastorno.
Los padres no quieren que el TDAH se declare discapacidad sino que se garantice la cobertura integral de salud y la inclusión plena en la escuela para todos.
Si los chicos pasan los años sin apoyo terapéutico, al fracaso escolar pueden sumarse el rechazo de los compañeros, problemas alimentarios o ansiedad y la situación se vuelve más difícil de superar.

"Solo encontré un libro del tema"

El TDAH es crónico pero tiene tratamiento. Se produce por la baja actividad en algunas áreas del cerebro. Las personas con el trastorno tienen dificultades para prestar atención o comprender. En algunos casos se afecta la memoria de corto plazo. Los chicos pueden acordarse de cosas de hace años, pero no del día anterior.
Carina Núñez tiene un hijo de diez años con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) y cuenta lo que sufrió por la falta de información generalizada, incluso en las escuelas.
Cuando un neurólogo le dijo que las señales que ella venía viendo desde que su bebé nació podían asociarse con el trastorno, Carina trató de investigar más sobre el tema. Comenzó a recorrer bibliotecas de la ciudad pero solo en la Provincial, ubicada en Belgrano y Sarmiento, encontró algo de bibliografía.
"Había un solo libro chiquito. Yo tenía la necesidad de leer y saber de qué me estaban hablando", recordó Carina, en diálogo con El Tribuno.
La madre lamentó que la mayoría de los docentes no estén interiorizados y aseguró que este año ya tuvieron que cambiarlo dos veces de escuela.
"A mi hijo una maestra llegó a decirle que se estaba haciendo el tonto, que no fuera tan mamero, que cómo iba a hacer cuando tuviera novia. No es que ellos no quieran portarse bien. Realmente no pueden. Ahora por suerte él está en tratamiento y está bien", comentó.
La madre pidió que se informara más a la comunidad en general y en especial a los educadores. "Cuando mi hijo nació, no dormía. Cuando empezó el prejardín, me lo ponían en penitencia y lloraba todo el día. Por suerte en una salita tuve la bendición de encontrar una maestra que estaba preparada y me recomendó que lo llevara al neurólogo", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


cristian arias
cristian arias · Hace 4 meses

muy buena informacion, gracias

carlos ricardo CASTAÑEDA
carlos ricardo CASTAÑEDA · Hace 4 meses

ESTIMADOS PADRES QUE TIENEN QUE CONVIVIR CON ESTE TRASTORNO: La problemática que les toca vivir me llevó 19 años de investigación y encontrarán las respuestas, como también la solución al drama que hoy viven, en mi último libro que está en las librerías La Rayuela o en la Feria del Libro "LA MECÁNICA DEL APRENDIZAJE Y LOS 37 MECANISMOS QUE LO FAVORECEN O LO LIMITAN" o en Google en forma gratuita en la página: lamecanicadelaprendizaje. com, que es el trabajo de carácter científico más avanzado, completo y descriptivo que hoy existe como bibliografía en el tema, realizado en éste Norte Salteño. Los saludo cordialmente.

Ricardo Alberto Aparicio
Ricardo Alberto Aparicio · Hace 4 meses

Muy bueno su libro realmente posee algunas cosa pero estamos hablando en el primer y segundo punto de imponer una disciplina inquisidora la cual no tendrá efecto alguno e al aula donde es el mayor de los problemas para los chicos con TDAH, aparte estos chicos poseen una hiperactividad que ellos no controlan , el tercer punto del libro indica un metodo de relajacion el cual puede llegar a surgir un efecto por muy corto plazo ya que se volvera a distraer, y con respecto al resto de la literatura muy interesante pero en un caso de niños hiperactivos dispersos no podria funsionar, al igual que para niños hiperactivos impulsivos, es desir pueden funsionar esos metodos en niños que no posean trastornos conductuales y hay que tener en cuenta que si realizamos un ejercicio en un solo niño en el aula estamos esponiendo al mismo a que los demas niños lo traten diferentes cuando la realidad se trata de integrarlos

Carlota Fabiana Falconi Puga

Buen día! Soy docente del Jardín considero que esta petición es muy importante, que se tenga en cuenta a aquellos alumnos con TDAH para que puedan continuar y finalizar sus estudios. Como docentes debemos ayudar a esos niños y para ello necesitamos la colaboración de los padres, del gabinete (si hubiera en la institución), de los directivos, y de la comunidad en general.

Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 4 meses

Este es un problema grandísimo que lo padecemos padres que tuvieron algún hijo con esa dificultad. hasta mediado de los años 90, cuando había menos matrícula de alumnos, existía un gabinete psicológico en la Escuela Zorrilla que atendía estos alumnos, pero luego fue eliminado porque era considerado un gasto. En una escuela de los cuatros puntos de la ciudad debería existir uno o dos cursos especiales para atender a estos niños, pero como siempre a los gobernantes o ministros de educación no les interesa el problema. Ni se imaginan la cantidad de chicos que en los barrios mas necesitados padecen esta situación, siendo luego blanco de la burla de los demás,

Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 4 meses

Muchos, entre ellos yo, desconocíamos totalmente tan importante problema en los niños. Amerita que la Legislatura tome cartas en el asunto y que el tratamiento, con personal especializado sea inmediato, ya que si el 5 % de los niños padece este problema, ello nos dice que no es una cuestión menor. Agradezco que me hayan desasnado.


Se está leyendo ahora