El Museo de Antropología de Salta se cerró en enero de 2015 por arreglos. Más de un año después, las autoridades informan que la obra está terminada. Sin embargo, no hay una fecha cierta para que se vuelva a abrir la institución que guarda algunas de las colecciones más trascendentales del norte argentino. Filtraciones y problemas en los techos eran algunos de los motivos por los que se iniciaron las refacciones, que inicialmente tenían un plazo de cuatro meses.
Diego Ashur, subsecretario de Patrimonio Cultural de Salta, indicó a El Tribuno que los trabajos ya finalizaron, pero que en febrero aparecieron humedades nuevas por las que requirió que la empresa encargada de la remodelación haga una revisión integral.
Según explicó Ashur, el plazo inicial de la obra se extendió por necesidades que fueron surgiendo cuando empezaron a arreglar el edificio, ubicado atrás del Monumento a Gemes y recostado sobre el cerro San Bernardo.
Mientras tanto las colecciones arqueológicas permanecen embaladas en un sector que no se está reparando. "Cerrado por obras", puede leerse en un cartel que ve pasar los meses en la puerta del museo.
La humedad en diferentes sectores de la construcción fue el principal motivo que impulsó la decisión de clausurar las salas para reacondicionarlas. Arreglos en los techos, cambio del sistema eléctrico, renovación del cielorraso, reparación de paredes, impermeabilización de muros, pintura y mejoras en la accesibilidad eran algunas de las necesidades más importantes.
El llamado a licitación se hizo en octubre de 2014 y la empresa a la que se adjudicó la obra es Álvarez Chamon, según difundió el Gobierno de la Provincia. La oficina de prensa comunicó entonces que los trabajos tomarían 120 días.
Más de 3.000 piezas
Mirta Santoni, directora de la institución, detalló que el organismo resguarda más de 3.000 piezas que se están inventariando para registrar en qué estado se encuentran, mientras se define la fecha para volver a abrir las puertas.
El Museo de Antropología "Juan Martín Leguizamón" se inauguró en 1975. Durante estas décadas sus salas mostraron piezas cerámicas, textiles y metálicas que enseñan sobre la forma de vida de las culturas ancestrales de la región y la provincia.
Una parte importante del material proviene del yacimiento de Santa Rosa de Tastil. Además, el lugar alberga a la momia de una mujer que hasta 2012 estaba en exposición pero luego pasó a un gabinete interno.
El edificio también preserva una importante colección cedida en comodato por la Universidad Nacional de Salta en 1980.
Aparte de las reparaciones edilicias, se informó que se realizaría un nuevo proyecto para el montaje de las muestras. La institución tiene dos plantas, una biblioteca especializada y un gabinete arqueológico. Mirta Santoni dijo que habían cerrado antes por obras, pero por períodos más breves.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Joan Nebresk
Joan Nebresk · Hace 8 meses

Los gastos y partidas presupuestarias que se destinaron para resguardar, exhibir y estudiar los cuerpos congelados (mal denominados momias de Llullaillaco) que el yanqui HDMP J. Reinhard usurpó y robó adjudicándose toda la gloria del descubrimiento y dejando como verdaderos giles a la niña Constanza y al niño bien criado C. Vitry , hubiesen sido más que suficientes para construir un Museo de Antropología ejemplar en otro lugar y no al pie del cerro donde la constante humedad terminará por destruir todas las piezas valiosas que se albergan allí.

Ernesto Ordoñez
Ernesto Ordoñez · Hace 8 meses

Urtubey, inutil y LPMQTRMP


Se está leyendo ahora