En siete minutos, la voz del gobernador Juan Manuel Urtubey empezó a quebrarse. Su tono se volvía más exultante al tiempo que le pedía acciones a sus ministros, prometía no volver a ocupar un cargo en la Provincia y hablaba de las necesidades y problemas que padecen los salteños.
Urtubey ingresó al escenario tomándose una "selfie". Tras tomar juramento a los ministros y secretarios de Estado dijo, entre otras cosas: "Cuando me vaya del Gobierno dentro de exactamente cuatro años, no ocupo nunca más una responsabilidad en esta provincia. No soy de los que creen que uno se va para volver. Yo voy a dejar a todo lo que tenga que dejar en estos últimos cuatro años", expresó.
"No es novedad que sea gobernador de esta provincia porque hace ocho años lo soy. No asumo una gestión más, no es una responsabilidad política más. Nosotros tenemos una obligación moral. El pueblo de Salta ha confiado tres veces en mí para que gobierne esta provincia. Voy a dejar hasta mi vida si lo tengo que hacer para vivir en una Salta justa. Quiero devolverle a este pueblo en estos últimos cuatro años".
Como en la asamblea legislativa del jueves, se mostró como moderador en el ámbito político. Reiteró que apoyará al presidente Mauricio Macri y a cada uno de los intendentes, no importa el partido político al que pertenezcan.
"Estoy absolutamente convencido de que no hay que dejar resto, que no hay que esperar nada, no dejar opción para mañana, no tenemos que pensar que ya vendrá otro a hacer lo que no hicimos", les remarcó a sus funcionarios.
Insistió, antes de retirarse del salón del Centro de Convenciones de Limache, que en estos cuatro años piensa dejar su "vida en Salta".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...