Aunque dentro de seis días asumirá su mandato en Salta por otros cuatro años, Juan Manuel Urtubey tiene un interés primordial, al que dirige sus decisiones y gran cantidad de recursos financieros: se propone ser presidente del Partido Justicialista, sentarse en lo que él llama "la mesa del poder" y, lo antes posible, ser presidente de la Nación.
El habla de 2019, aunque, como la edad lo ayuda, no descarta que la oportunidad llegue en 2023. Claro, para eso deberá sobrevivir a estos cuatro años como gobernador, que para Salta no serán de vacas gordas, y a otros cuatro, fuera del poder provincial.
A nivel local ya tomó recaudos: amplió las facultades de su más eficiente escudero, Carlos Parodi, para que controle cada centavo que pase por la provincia y le atribuyó funciones propias de un vicegobernador.
Parodi es un contador, pero no ofrece iniciativas para el desarrollo. Para Urtubey, al parecer, el subdesarrollo no sería un problema: Ni la Rioja de Carlos Menem ni la Santa Cruz de los Kirchner eran paraísos y fueron los presidentes peronistas durante 23 de los últimos 26 años.
Ayer, el gobernador continuó su gira mediática por los canales y las radios porteñas.
En Radio 10 se despachó contra Cristina y calificó como "una falta de respeto" los obstáculos que pone la mandataria por el traspaso del mando. "Pretender empañar la asunción de un presidente elegido por todos los argentinos por no asumir que uno perdió, es mucho más que un tema de mal gusto: es un problema institucional severo", dijo, aplicando un sentido común y una distancia que no exhibió en otras ocasiones, por ejemplo, ante la denuncia y posterior muerte violenta del fiscal Nisman.
La dureza de sus palabras, probablemente, lo obligó a aclarar que "no soy del PRO ni me haré macrista, pero voy a acompañar las políticas que crea que son adecuadas de este gobierno con todas mis convicciones, y vamos a recomponer el mejor peronismo para dentro de cuatro años".
La definición no es ingenua ni extemporánea. Por olfato, Urtubey no concurrió al almuerzo con Cristina y los gobernadores en la Casa Rosada. Allí, la presidenta ratificó en su estilo más categórico que pretende ser la jefa del PJ, y fue muy dura con Eduardo Fellner, el actual presidente partidario, y con José Luis Gioja. Los trascendidos de la reunión hacen pensar que Urtubey no solo deberá competir con Sergio Massa, José Manuel de la Sota y Daniel Scioli, sino también con una Cristina enojada y nada dispuesta a ceder posiciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


tema clave
tema clave · Hace 12 meses

urtubey judas de mierda

Julian Centella
Julian Centella · Hace 12 meses

El ejército de excluidos y sufrientes, tantas veces invocado por la demagogia, reclama un sinceramiento y un Plan de Gobierno que en cuatro años concrete las reformas imprescindibles. La campaña electoral debería servir para identificar propuestas. No basta con inventariar dificultades ni con lanzar promesas genéricas, vacías o impracticables. Nuestro régimen político colapsó. Produce monarcas absolutistas, megalomanía y mesianismos. Debemos pues echar los cimientos de una democracia republicana, transparente, descentralizada, vertebrada por los partidos políticos y las organizaciones sociales, y en donde las mayorías gobiernan y las minorías controlan y construyen alternativas de recambio. Los que quieren perpetuarse en el poder estafan a los ciudadanos. Hay que decir basta a un régimen que intenta canjear votos por ayudas; que financia sus campañas con el dinero público; y que se recuesta sobre un conservadurismo ineficaz maquillado de progresismo. El nuevo gobierno deberá cancelar las reelecciones, independizar a jueces y fiscales, reconstruir los controles (Auditoria, Sindicatura, Acceso a la Información Pública, Ley de Ética), e instaurar el principio de igualdad del voto. Sin nuevas instituciones y manteniendo el vetusto modelo productivo- asistencial, miles y miles de salteños desperdiciarán sus vidas, sus talentos y sus ilusiones. ESTO NO DEBE DE SER UN MERO DESEO DEBE EL CIUDADANO DE A PIE QUE POLITICAS TANTOS NACIONALES COMO PROVINCIALES SE HAGAN UNA REALIDAD PERO... SI SEGUIMOS EN ESO DE: "MENTIME QUE ME GUSTA"...

Julian Centella
Julian Centella · Hace 12 meses

El rio esta revuelto y la pesca al alcance de cualquiera. Se equivocan quienes, remedando a los dictadores sesentistas, plantean que una misma persona ha de perdurar en el poder para abordar primero la economía, luego los asuntos sociales y por último el retorno a la democracia.

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 12 meses

este se pone donde calienta el sol le dicen "dentadura postiza" porque se acomoda con la lengua, ahora es de Cambiemos y ademas quiere manejar el Pj piensa que nadie se dio cuenta el tema que se juega el futuro de los salteños con sus jugarretas....

Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 12 meses

Algún dia se escribirá la verdadera historia de este cobarde y traicionero, que muere de ganas de ser aceptaodo en el PRO, con cuya política se encuentra mas identificado. Este pendejo tuvo un sólo mérito para aterrizar en el peronismo local: ser sobrino de Julio Mera Figueroa y haber sido aceptado por J.C. Romero, pero la traición y sus ganas de poder (como Macri) lo muestran ahora tal cual fue. ¿¿ saben lla frustración que siente no haber podido ser canciller, como decían todos y le echa la culpa de eso a las decisiones de Cristina. Uno se pregunta ¿¿ porque no te expresaste antes si hasta el mismo Scioli te llamó a silencio, luego de tus desafortunadas declaraciones sobre llos fondos buitres. Ojalá el tiempo sepulte tu mala figura


Se está leyendo ahora