Luego de nueve años como gobernador, el balance de los ciudadanos salteños muestra a Juan Manuel Urtubey con un nivel de aprobación del 26 por ciento (23 bueno y 3 muy bueno) y una calificación negativa del 37 por ciento (21 malo y 16 muy malo). La diferencia es del 11 por ciento negativo.
Embed
El "regular" llega al 37 por ciento, lo cual puede ser valorado positivamente, considerando el desgaste propio de la gestión, pero, por el mismo motivo, no genera expectativas de mejoras para el futuro.
El peor resultado para Urtubey lo registra el 50 por ciento de desaprobación en las respuestas digitales (17 muy malo y 33 malo).
También registra resultados muy adversos en los barrios del oeste de la capital (43 por ciento negativo) aunque en Tartagal el resultado es de (24 por ciento), con el 47 por ciento de "regular", 27 por ciento, "bueno" y 2 por ciento, "muy bueno".
Macri en internet y el interior
Al calificar al gobierno de Mauricio Macri, el 43 por ciento de imagen desfavorable baja al 40 por ciento en las respuestas digitales, pero sube al 45 por ciento en Tartagal y al 52 por ciento en los barrios del oeste de la ciudad capital.
El 28 por ciento favorable de los resultados generales asciende al 30 por ciento en internet, al 32 por ciento en Metán, al 60 por ciento en Rosario de la Frontera. En cambio, baja al 18 por ciento en barrios del norte, sudeste, este y oeste de la capital.
gente.jpg
La calificación de "regular" para el primer año de Macri es de 29 por ciento en las generales; sube a 37 por ciento en la capital, coincide con los datos de Tartagal, aunque llega al 64 por ciento en General Güemes, pero supera en nueve puntos al 20 por ciento de internet.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


victor hugo  castro
victor hugo castro · Hace 1 mes

una de arena, una de arena, una de arena, una de arena...

miguel hugo rojo
miguel hugo rojo · Hace 1 mes

El único cambio que hubo es el de Juan Manuel Urtubey, sus familiares normales y ensamblados en sus nueve años de gobierno. Y ahora paradojalmente sin el menor escrúpulo, el mínimo recato, el distintivo de la cleptocracia, de la corrupción en Salta, pretende mostrarse como el cambio de la ortodoxia del delito, como un agente moral de la renovación política, y nos asevera que: "lealtad es ser coherentes con las convicciones, es no mentir, no robar y trabajar para los humildes que nos ponen en nuestro lugar”. Después cínicamente agrega: "Debemos tener la humildad de acompañar a aquellos que efectivamente requieren de un Estado que esté cada vez más presente y nuestro desafío es hacer que los más vulnerables no sean los que paguen los platos rotos de la corrupción, del desgobierno y de todo lo que pasó en la Argentina”. Se nos mofa cínica y conscientemente. Cada vez reverdece más la soberbia e impunidad. El ahora socio o ultra lisonjero de Cambiemos o el Macrismo, hasta que éste o éstos se vayan en picada, desde que asumió en diciembre de 2007, robó o mejor dicho saqueó a manos llenas premeditadamente el erario público de Salta, hasta convertirse en uno de los nuevos ricos de la Provincia. Literal enriquecimiento ilícito. La certidumbre que el sistema judicial en Salta le suministra impunidad. Entre otros forajidos que sirviéndose del Estado: caso de Carlos Teófilo Parodi, que ahora también quiere ser gobernador, quieren naturalizar el engaño y la inocultable manipulación. Así la única realidad, es que se hizo realidad la esperanza de la fechoría.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Con todo respeto, pregunto: "cal", viene de "calamidad" ?.

Rodolfo  Elias
Rodolfo Elias · Hace 1 mes

Los 23 buenos son los amigos, los 3 muy buenos son el padre, la madre y el hermano, quien mas lo va a votar si es un desastre

Jota Valero
Jota Valero · Hace 1 mes

El título "Una de cal y otra de arena" no interpreta los porcentajes de la muestra. Se da a entender que si bien a los tropezones, se va creciendo y no es así. O me equivoco..?


Se está leyendo ahora