Juan Manuel Urtubey participó ayer del cierre de campaña presidencial del Frente para la Victoria. Acompañó a Daniel Scioli en un acto de neto corte peronista, en el Luna Park. Allí, el único kirchnerista puro fue Carlos Zannini, pero estuvo colmado por agrupaciones políticas, sindicatos, funcionarios, gobernadores e intendentes del PJ.
Si a Scioli le cuesta traspasar la barrera que le evitaría el balotaje, una de las razones es la cruda interna entre peronistas y cristinistas que sacude al Frente para la Victoria. Ayer, Carlos Zannini se pronunció contra un acuerdo con los "buitres" mientras Scioli elogió a Néstor y a Cristina por el desendeudamiento, al mismo tiempo que prometía la continuidad de la política tributaria y un alivio para los que pagan Ganancias. Urtubey aplaudía todo. Los observadores aseguran que el mandatario salteño se mide el traje de canciller y es la cartera de Relaciones Exteriores, justamente, la que aún no tiene ministro "in péctore". Es, también, un reducto del camporismo duro. Urtubey no confirmó si sería ministro o no, pero sí definió que su rol político será el de peronizar el viraje que Scioli piensa, si gana, iniciar en diciembre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...