Una larga lista de 22 números que nunca nadie memorizaba. Posiblemente así sea recordada la CBU (clave bancaria uniforme) una vez que entre en vigencia la nueva modalidad para identificar cuentas, que esta semana fue votada por el directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA).
De esta manera, los clientes de las entidades bancarias tendrán la posibilidad de elegir un "alias" para reemplazar el actual código CBU de 22 dígitos.
La medida regirá a partir de fin de año y, en lugar de la clave numérica, podrán ser utilizados códigos alfanuméricos mucho más simples (richardito1977, marianosuarez38, independiente1984) similares a los que se utilizan para las cuentas de correo electrónico o redes sociales.
Según la nueva disposición del Banco Central, los clientes podrán elegir libremente la clave a partir de 2017 y el cambio deberá realizarse con una fórmula alfanumérica de hasta 14 caracteres.
Para identificar sus cajas de ahorro y cuentas corrientes y operar, los usuarios podrán definir nombres similares a los de sus cuentas de e-mail o redes sociales.
Con esto podrán prescindir del uso del CBU que, sin embargo, seguirá existiendo, indicó la entidad.
Mediante la comunicación A 6044, el Central estableció que los bancos "deberán adecuar sus funcionalidades de internet, banca móvil y plataforma de pagos móviles para permitir crear, mantener y usar un alias unívoco con el CBU correspondiente a cada cuenta".
A través de homebanking
El texto asegura que "los titulares de las cuentas podrán informar esos alias (que se obtendrán por homebanking) en reemplazo del número de CBU para recibir pagos y transferencias".
Cada alias deberá ser único e irrepetible y su administración estará a cargo de la Cámara Electrónica de Compensación de Medios de Pago minorista (Coelsa).
El nuevo sistema reemplazará al actual CBU, que está compuesto de 22 dígitos divididos en dos bloques: el primero hace referencia al banco (número de entidad y sucursal) y el segundo al número de cuenta.
Otro beneficio para los usuarios será que podrán mantener sus "alias" al pasarse de un banco a otro y asociarlo a su nueva cuenta.

Novedoso

La medida apunta a agilizar el sistema de pagos electrónicos. La norma contempla que cuando un cliente cambie de banco pueda usar exactamente el mismo usuario que tenía, de manera que todos aquellos con quienes opera no deban modificar ningún dato para seguirle cursando movimientos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia