El empresario Mariano Martínez Rojas y otras diez personas fueron imputados por una fiscal porteña debido a los delitos de usurpación y daños, por lo que mañana deberían prestar declaración tras los destrozos ocasionados en la redacción del diario Tiempo Argentino en la madrugada de ayer. Según pudo saber NA de fuentes judiciales, la decisión fue tomada por la fiscal Verónica Andrade, que además les aseguró a los periodistas que "podían continuar con su actividad y les colocó seguridad policial". Durante una conferencia de prensa, los trabajadores del diario habían criticado a Andrade y señalaron que por orden de la fiscal los agresores habían sido "custodiados" por la Policía Federal en momentos en que cometían delitos de manera "flagrante" en el edificio de Tiempo Argentino.
A su vez, fuentes judiciales señalaron que la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 6, a cargo de Andrade, tomó conocimiento de que Martínez Rojas con "otros 10 hombres entraron a la fuerza" en el domicilio del periódico, ubicado en Amenabar 23, en la ciudad de Buenos Aires.
Relataron que "el grupo de personas comandado por Martínez Rojas obligaron por la fuerza a retirarse del lugar a las personas de seguridad del diario", y que "los dos agentes de seguridad de Tiempo Argentino fueron a la comisaría 31 a realizar la denuncia de lo que había sucedido".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora