*

UTA: Tactagi negó que haya sido el cerebro de la toma
El detenido secretario adjunto de la UTA, Sixto Domingo Tactagi, negó que haya sido el promotor e instigador de la violenta toma de la sede gremial y como prueba de ello desde un primer momento se puso a disposición de la Justicia para aclarar todas y cada una de las acciones relacionadas con el incidente ocurrido el 12 de septiembre pasado en el local de la calle San Luis 555. Tactagi declaró el viernes ante el fiscal Horacio Córdoba Mazuranic y contó con detalles lo sucedido aquel día cuando 32 personas irrumpieron en el edificio y mantuvieron cautivo al titular del gremio, Jorge Flores, y a otros dos secretarios.
Dijo que él arribó al inmueble a las 8.30 y que minutos después ingresaron a su oficina los secretarios Jorge Banda (cultura) y Carlos Barrios (actas) y le expresaron: "Quedate tranquilo viejo, el tema no es con vos, es con Flores". Luego le pidieron que llamara al secretario de interior de la conducción nacional, Jorge Kienner, al que le pidieron que se traslade a Salta porque Flores ya no era el secretario general. "Vení a solucionar esto", le exigieron. En el acta de audiencia a la que tuvo acceso El Tribuno, Tactagi señala que los nombrados le pidieron que se traslade hasta la oficina de Flores y que allí el secretario de asuntos gremiales, Omar Pereyra, le reclamó en estos términos: "Mirá a lo que tenemos que llegar para que nos recibas".
Al referirse a los reclamos que hacían los que coparon el gremio, Tactagi explicó que "decían que había malversación de fondos y una serie de reclamos sobre el transporte y que Flores tenía que renunciar". También contó que le entregaron dinero y cheques y que él los guardó en una bolsa en su escritorio. Explicó que luego de que los afiliados decidieron dejar sin efecto la toma, entregó el dinero a una escribana, de apellido Ortiz, en presencia del secretario de deportes, Miguel Rasgido, quien denunció que estuvo cautivo junto a Flores y el secretario de acción social, Mario López. "Eran 7.800 pesos", afirmó. Este monto no guarda relación con los 80.000 pesos que, según Flores, desaparecieron de la oficina del secretario de finanzas.
Tactagi señaló que mantuvo varios contactos telefónicos con la prensa y que cuando le preguntaron si él iba a continuar en el gremio en caso de que Flores renunciara al cargo, respondió: "Flores no se va, pero si se llega a ir yo también me voy". A preguntas de su defensor Marcelo Arancibia, el dirigente negó que personalmente haya solicitado la renuncia a Flores. Al mismo tiempo manifestó que en ningún momento supo que los afiliados iban a producir la toma de la sede gremial y que no advirtió que los intrusos hayan ingresado con palos y fierros como denunciaron los supuestos secuestrados. De igual manera Tactagi negó que haya amenazado, privado de la libertad e impartiera órdenes para que se consumara algún acto de violencia contra Flores, Rasgido y López.
Planteo de la defensa
Marcelo Arancibia, el defensor de Tactagi, planteó una medida sustitutiva de detención ante el juez de Garantías, Ignacio Colombo, por considerar que no hay pruebas para que su cliente esté privado de su libertad. El dirigente está acusado junto a otras 10 personas de secuestro coactivo, daños y robos. "Al momento de ser indagado, a mi asistido no se le hizo saber la existencia de indicaciones que determinen indicios para ser tenidos en cuenta como autor o partícipe del delito", dijo. Según Arancibia, "el anoticiamiento de por qué está sospechado jamás se materializó y solo le hicieron conocer ciertos actos ocurridos durante la toma del gremio". Y remarcó: "Mal puede una persona, en condición de imputado, efectuar un descargo si no se le dan a conocer los cargos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...