"Donde hubo fuego, cenizas quedan", dice un refrán.
Un estudio de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, ha encontrado que tener relaciones sexuales con una expareja podría ayudar a aceptar y asumir el fin de una relación.
Los investigadores encuestaron a más de 130 personas que se habían separado hacía poco tiempo. Encontraron que una quinta parte de los participantes del estudio continuaban teniendo relaciones sexuales con su ex tras la separación. De estas personas, algunas confesaron que el sexo con su expareja les había ayudado a que su separación fuese menos dolorosa y traumática, permitiendo que el corte con el otro fuera más paulatino. Realizaron una especie de "duelo compartido de la relación" desapegándose poco a poco de la otra persona.

¿Te conviene o no?

¿Tener relaciones sexuales con tu expareja es una buena idea? "No siempre ni en la mayoría de los casos", responde la sexóloga Constanza del Rosario en el portal "Nueva Mujer".
"Tal y como lo refleja la muestra del estudio, de los 130 casos estudiados solo 26 personas seguían manteniendo relaciones sexuales con su ex y de esas personas "algunas" consideraron que acostarse con su expareja le aportaba positivamente a su proceso de duelo y de sanación", analiza.
La especialista brinda algunas recomendaciones:
Antes de tomar la decisión de seguir manteniendo relaciones sexuales con una expareja, conviene preguntarse si:
  • Te ayudará a soltar la relación o te apegará más.

  • Si tras esta actividad sexual, alimentás esperanzas de una reconciliación.

  • Si es una forma de controlar a la otra persona para que no se vaya con otra o que no sea feliz antes que vos.

  • Buscás quedar embarazada o dejar embarazada a la otra persona para comprometerla y hacer más difícil de concretar la separación.

  • Mantenés actividad sexual por intereses económicos.

Antes de estar con tu ex también conviene pensar si:

  • Te ayuda a reafirmar tu decisión de que no deben estar juntos.

  • Es una estrategia para aceptar gradualmente el fin de la relación.

  • Esos encuentros te permiten tramitar la pérdida.

  • Esos encuentros sexuales favorecen tu autoconfianza y autoestima y te preparan para sobrevivir a solas.
"Ya lo sabés -explica la experta-, antes de acostarte con tu expareja reflexioná cuán positivo puede resultar para vos y, si conscientemente decidiste hacerlo, no te sentís culpable".

Causas y consecuencias

Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, explica en el portal "Entremujeres" causas y consecuencias de seguir manteniendo relaciones sexuales con una expareja:
"En algunos casos el enganche sexual que tuvo la pareja supera los motivos de la separación. Necesitan verse para reproducir la intensidad sexual de otros momentos. Otras historias encubren la necesidad de un período de transición hasta la separación total. Parecería que la vuelta al ex actualiza el dicho 'más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer'. Quizá lo malo no era tan malo, ni tan bueno lo que viene después". "En el mejor de los casos la experiencia del reencuentro 'con condiciones' sirve para revalorizar lo vivido y para integrar los aspectos negativos y positivos que tuvo el vínculo. En los peores casos (por el sufrimiento que conlleva) poco o nada del convencimiento inicial queda en pie. El rescate de lo positivo de la relación pasada queda sepultado por reproches, agresiones, nuevas mentiras, etc. Y como cierre una 'encamada' feroz, preámbulo para un futuro nuevo encuentro", concluye.

Consejos para quien quiere seguir con su ex

“Para formar una nueva relación con una expareja es necesario un tiempo lógico de curación. Cuando tenemos una herida física dejamos que cicatrice al aire y con tiempo. Las heridas emocionales necesitan el mismo proceso. Cuando están curadas, podemos decidir entonces qué tipo de relación queremos mantener”, estima Mila Cahue, especialista en Psicología Clínica de la Universidad Autónoma de Madrid en RevistaFucsia.com.
  1. Puede ocurrir que al menos uno de los dos se vuelva a encariñar y el otro no: una nueva ruptura puede ser devastadora.

  2. Si alguno de los dos, o ambos, tiene una nueva pareja, estarán abriendo una ventana a la infidelidad.

  3. Luego de la relación sexual puedes experimentar sentimiento de culpa, sobre todo si la ruptura fue dolorosa. Es recomendable establecer tus prioridades antes de enloquecer por un momento de pasión.

  4. No olvides que hubo razones de peso suficiente para terminar la relación. Es posible que después del sexo se repitan los patrones desagradables del pasado. Pensá bien si estás dispuesto o dispuesta a volver a asumirlas.

  5. En ocasiones el sexo es el disfraz de una venganza. Analizá con cuidado cuán puro es.

  6. Si los dos están dispuestos a tener sexo, es imprescindible que dejen claramente establecidas las normas bajo las cuales ambos se sienten cómodos y las circunstancias en las cuales se puede presentar la relación sexual.

  7. Evaluá las razones reales por las cuales te decidiste a volver a tener sexo con tu ex. Si el motivo está relacionado con la soledad, es posible que después del encuentro te sientas peor y no puedas evitar la sensación de vacío.

  8. No olvides que el sexo es una sensación muy poderosa. Una vez que se empieza, puede ser muy difícil frenarla. Ya lo lograste una vez. Tomá en consideración si tenés la fuerza para hacerlo de nuevo.

  9. Tené presente que ya no sos la persona Nº 1 en su vida. No tenés ningún derecho de exigir exclusividad o prioridad. Para tener sexo con tu ex debés liberarte de tu rol de anfitrión o anfitriona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia