No fue una audiencia más, la sexta jornada del juicio que se lleva a cabo por el crimen de Noelia Rodríguez tuvo, quizás, una frase reveladora: "Vargas aseguró que salía con la chica desaparecida y que ella estaba embarazada de él. Que llevaban ocho meses saliendo y que se veían en Chicoana, en la casa de un amigo y en una casita abandonada en los corrales ubicados al fondo de la casa donde vivía Vargas", aseguró Liliana Cardozo, asistente social, la mujer que entrevisto a Aldo "Gringo" Vargas, uno de los principales sospechosos del asesinato de la joven.
Pasaron por la Sala III del Tribunal una psicóloga, una asistente social y vecinos del pueblo de Guachipas. A pocos días para escuchar la sentencia, la defensa de los imputados, Esteban Martearena por Aldo Vargas y Thelma de Leoni encargada legal de Carina Cardozo, intenta mostrar al magistrado que sus defendidos nada tienen que ver con la figura de "coautores" del homicidio en perjuicio de la joven, el 4 de mayo de 2014.
Según el perfil psicológico explorado por los profesionales del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) y expresado en la audiencia de ayer ante el Tribunal, dejan al descubierto una personalidad psicopática del Gringo Vargas. "Refleja una conducta inestable que disocia de la realidad", señalaron los profesionales.
Momentos tensos y pleno asombro se generó en la Sala III cuando la asistente social recordó lo vivido en su trabajo con Vargas, conceptos y recuerdos que no solo son reveladores de una situación, sino también comprometen aún más a la misma asistente social.
De nuevo al banquillo
Más allá de la reveladora frase que la profesional tiró ayer en la Sala III respecto al embarazo de la joven, hoy la audiencia no será menos importante. En el banquillo volverá a sentarse como testigo el peón José Cayetano Sulca, quien deberá explicar por qué dijo saber dónde arrojaron el cuerpo de Noelia Rodríguez y si realmente conocía en profundidad la relación que la mujer tenía con su amigo Aldo Vargas.
Sulca ya había declarado con marcadas contradicciones, sin embargo el Tribunal decidió citarlo de nuevo con la idea de enfrentarlo en un careo con los investigadores, quienes escucharon cómo el testigo dijo conocer el paradero del cuerpo de la joven guachipeña.

Sulca, ¿preso?

Para el fiscal Pablo Paz, el testigo tiene mucho para decir. "No vaya a ser que Sulca haya inventado que fue torturado por la policía para zafar de la investigación que lo tenía rodeado como cómplice y partícipe del crimen". El testigo podría ser expuesto a un careo con algún investigador de la causa. En caso de titubeo podría incurrir en la figura de falso testimonio y salir esposado de la Sala. Una fuente cercana al Tribunal adujo que según el resultado del careo hasta se podría solicitar un nuevo "rastrillaje en la zona".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nely Soto
Nely Soto · Hace 5 meses

Que sigan investigando a todos los imputados en esta desaparición forzada y donde cada cual esconde sus verdades para zafar, pero de donde NUNCA van a zafar es de la CONCIENCIA y del DOLOR que causaron a los familiares nunca más van a tener esa PAZ que uno necesita para disfrutar la vida, ya nunca más van a reir con naturalidad, su mente enferma de odio y rencor no los va dejar , así que pido a DIOS que la JUSTICIA esté guiada por ÉL para esclarecer este hecho delictivo.-


Se está leyendo ahora