Desde hace unos días, en la Sociedad Española de Güemes, Juan Parra Pardo, exfutbolista y actual agricultor vende verduras frescas con un sentido solidario, dado que ofrece sus productos a precios módicos.
Parra formalizó recientemente un convenio con esta institución para instalar allí una feria "del productor al consumidor".
"Tempranito inicio mi cosecha en la finca y a las 9 ya estoy aquí con productos frescos, recién cosechados. Al evitar el pago de transporte y todos los incrementos que se producen al llevarlos a la feria de Perico puedo venderlos a la mitad del precio que en cualquier otro lugar", explicó a El Tribuno.
Como se sabe, sacar los productos de una finca con destino a una feria como la de Perico tiene un costo de flete y en esa feria venderlo significa un nuevo incremento. Allí son adquiridos por minoristas de Güemes y en esa instancia el producto vuelve a su lugar de origen con una nueva suba, para después llegar a las manos de las amas de casa que, en definitiva, son el último eslabón de la cadena.
"En mi caso evito toda esa cadena de incrementos, puedo obtener una buena ganancia y beneficio a las familias con precios inferiores en un 50% a los valores comerciales locales. Han venido de negocios cercanos a comprarme, porque les sale más barato que viajar a Jujuy, pero tengo una producción limitada, no podría abastecerlos a todos. Además, el principal propósito de esto es que se beneficie la gente, no quiero convertirme en un mayorista más", expresó Parra, mientras acomodaba un cartel que decía "todo por $5", al lado de bolsones armados con verduras.
Otra de las ventajas señaladas es la frescura de los productos, que en cuestión de horas puede ser adquirido para su consumo, mientras que al realizar el circuito productor, feria mayorista, minorista, consumidor final demanda al menos dos días, tiempo en que el producto está estacionado, es decir que nunca llega fresco a la mesa.
Esta forma directa de venta se viene gestando desde hace al menos dos décadas. En aquella primera oportunidad, Juan Parra y otros productores de Gral. Güemes y Aguas Calientes (Jujuy), intentaron instalar en la ciudad de Güemes, una gran feria de frutas y verduras.
Allí la comunidad podría adquirir los productos alimenticios directamente de manos del productor, sin intermediarios, lo que abarataría sustancialmente los precios. Pero no contó con apoyo municipal y el proyecto fue trasladado a Monterrico, donde los resultados fueron óptimos, como se sabe.
Cinco años atrás, su hermano, Gerónimo Parra, también sumado a varios productores de la zona, realizaron un par de ferias gratuitas, regalaron bolsones surtidos con frutas y verduras para dar a conocer la calidad de los productos que serían vendidos a muy bajo precio en una feria que planeaban instalar en los barrios, pero tampoco contaron con apoyo municipal. y la iniciativa se perdió una vez más.
Lo que pasó en esas dos oportunidades anteriores fue que las administraciones municipales de entonces comenzaron a exigirles a los emprendedores requisitos tales como que cuenten con un galpón apto, con piso, con todas las habilitaciones necesarias y certificado de aptitud de los bomberos, lo que significaba, de entrada, aumentar muchísimo los costos de la mercadería que se pretendía vender más barata.
En esta oportunidad se espera que la moción pueda sostenerse en el tiempo, de forma que los vecinos puedan disfrutar de productos frescos, de buena calidad y a buen precio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


americo guillermo  gonzalez
americo guillermo gonzalez · Hace 5 meses

muy bien por el señor parra